Asensi relata para Radio Córdoba en un radioteatro la vida de El Cordobés

  • La obra, en la que participan 130 personas y que se centra en el nacimiento del mito, comienza su emisión el próximo lunes

La presentación de la radionovela, ayer en Bodegas Campos. La presentación de la radionovela, ayer en Bodegas Campos.

La presentación de la radionovela, ayer en Bodegas Campos. / josé martínez

Comentarios 0

"Era prácticamente obligatorio hacer este radioteatro", afirma el radiofonista Alfredo Asensi sobre la obra (radioteatro o radionovela, de las dos formas puede decirse, o también serial radiofónico) El Cordobés. V Califa, que, presentada ayer en Bodegas Campos, celebra el próximo lunes su estreno a las 13:30 en Radio Córdoba y que a través de 28 capítulos, de lunes a viernes, relatará la vida de un personaje absolutamente singular, que de los campos de Palma del Río, desde la humildad y la carencia, hizo un trayecto increíble hacia la fama mundial. Increíble pero cierto. Una vida de novela que ahora llega a las ondas de Córdoba (y que podrá reproducirse desde los soportes digitales habituales de la Cadena SER como la web de Radio Córdoba), con la participación de alrededor de 130 actores, la narración de la periodista María Esperanza Sánchez y la música original de Isabel María Asensi. Rafa de Vera presta su voz al torero.

Para Asensi y Radio Córdoba era "obligatorio" emprender este proyecto después de las obras similares, biografías novelizadas para radio, que el radiofonista realizó y el medio emitió "sobre Lagartijo, primer Califa, Machaquito, tercero, y Manolete, cuarto". "Hacía falta completar con el quinto Califa, al que además tenemos entre nosotros, y es quizá el que más acervo y promoción ha tenido, y el de mayor proyección internacional. El Cordobés ha sido un personaje realmente mítico", indica Asensi, para quien "llevar a la radio su vida ha sido un reto total, una biografía más complicada que las anteriores". El autor ha tenido que "estudiar mucho su vida", y quizá por eso en la obra "se note" que se decanta por el Manuel Benítez anterior al estrellato, su camino hacia él, "su lucha, su anhelo por llegar a ser algo, los sucesos que permitieron que llegara a ser una figura nacional e internacional: me interesa sobre todo el nacimiento del mito, cómo se forja su figura", y ahí tiene "mucha importancia" la figura de El Pipo: "Eran dos fuerzas que se unieron en un momento en que ambas estaban un tanto alicaídas, El Cordobés porque no tenía donde sentarse y El Pipo porque estaba, según él decía, falto de liquidez. El Pipo fue realmente el que hizo El Cordobés; con un marketing desconocido en aquella época creó un ídolo, gracias evidentemente a que le respondió el producto, si bien a partir de 1962 y la película Aprendiendo a morir las relaciones entre ambos empezaron a decaer. El Cordobés era novillero y era el que más dinero ganaba en el mundo de los toros. El mito estaba totalmente lanzado y la figura del apoderado en la cumbre y se produjo la ruptura, que fue, pienso, necesaria, porque la administración de El Pipo era muy personal y El Cordobés necesitaba ya de las grandes casas del toreo como las de Camará, Barceló, Balañá... El Cordobés sigue su trayecto hacia la cumbre aupado por estas grandes casas".

El Cordobés ha estado al tanto del proyecto e incluso llegó a participar en una sesión de grabación con otros representantes de la sociedad cordobesa y el mundo del toro en el Real Círculo de la Amistad. "Ha visto bien todo lo que hemos hecho", anota Asensi. "Esta novela lleva dentro la verdad de un hombre", señaló ayer El Cordobés en una entrevista en Radio Córdoba.

De los diversos radioteatros realizados por Asensi (que también recreó la vida de Julio Romero de Torres), uno de los de mayor impacto popular fue el que dedicó hace dos décadas a Manolete, con narración de Matías Prats. Otra figura histórica de la tauromaquia, de cuyo nacimiento se cumplen 100 años en 2017, y que también está presente en El Cordobés. V Califa: "No pensé en que este radioteatro coincidiría con el centenario de Manuel Rodríguez Sánchez Manolete. Cuando escribí la vida de El Cordobés, me planteé un paralelismo entre los dos y me pregunté: ¿qué hacía el cuarto Califa, Manolete, cuando el que llegaría a ser quinto, El Cordobés, nació, en 1936? El año anterior a 1936 fue cuando Manolete se dio a conocer como torero en el Coso de los Tejares, fue el nacimiento de este gran mito del toreo. En el primer capítulo de esta obra hablamos, haciendo una elipsis, del año 1947. El 27 de agosto, el cuarto Califa estaba camino de Linares y de la inmortalidad que le llegaría con el toro Islero, y ese día Manuel Benítez estaba por los campos de Palma del Río buscando naranjas, maíz..., para alimentar a la familia. Según mi recreación, ese día Benítez se encuentra con un toro en los campos de Alonso Moreno de la Cova. Él llama al toro y el animal lo mira y huye. Esa misma noche Manolete habla con Luis Miguel Dominguín -que fue interpretado por Finito de Córdoba-, que le pregunta por los motivos de su retirada, a lo que Rodríguez responde que ha comprado una finca llamada El Alcaparro y que quiere casarse con Lupe Sino y pasar a una vida feliz y corriente. Y es cuando le dice a Dominguín: a partir de ahora vas a heredar mis enemigos".

El Cordobés, un torero para una época. "En términos taurinos", apunta Asensi, "era el más famoso y era el mejor torero. Porque era el que llenaba las plazas, y en el mundo taurino el mejor torero es el que llena las plazas. Su mérito reside en que en su época estaban en la cumbre de la torería nombres tan señeros como Antonio Ordóñez, Antoñete, Diego Puerta, Paco Camino, Jaime Ostos, El Viti..., estamos hablando de la cumbre de la torería de aquel entonces, y El Cordobés los puso a todos debajo de él". Por otra parte, señala el radiofonista, "es un misterio cómo pudo congeniar esta vida tan activa del toreo, viajando continuamente, con todas las otras cosas que hacía: aprender a leer, a tocar la guitarra, sacarse el carnet para conducir su avioneta..., y su vida social, demandado por todas partes, por Robert Kennedy en Estados Unidos, por la revista Life, en la que ocupó dos portadas, por la prensa francesa, ahí tenemos el libro que le hicieron Dominique Lapierre y Larry Collins (... O llevarás luto por mí)... La respuesta es que era un fenómeno de la naturaleza. En el mundo del toreo solo ha habido un fenómeno de esta naturaleza y es El Cordobés". Una figura con la que Córdoba, considera Asensi, se ha portado bien (especialmente con su proclamación como quinto Califa) y cuya vida teatralizada, que según el radiofonista parece la consumación de un destino inevitable, llega ahora a las ondas.

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios