Árboles servidos en una bandeja

  • l variedad Desde acebuches hasta olivos, olmos o manzanos; cualquier especie se puede miniaturizar mediante el desarrollo de técnicas de poda de raíces y ramas.

La palabra bonsái significa árbol en bandeja, un árbol en miniatura que conserva las mismas características que presentan sus congéneres en la naturaleza. Los expertos defienden que es un error pensar que se trata de una variedad de árboles enanos o especies raras, pues en realidad son arbustos normales miniaturizados mediante el desarrollo de técnicas de poda de raíces y ramas. Desde ayer y hasta el próximo domingo, el Jardín Botánico de Córdoba recoge una muestra de estos pequeños seres vivos en la que se pueden encontrar desde manzanos hasta olivos o acebuches, todas especies autóctonas.

No hay que ir a tierras de Oriente para encontrar bonsáis -la primera mención de este arte aparece en China en el siglo III a. C.-, pues en Córdoba se dan las características para cultivar estos pequeños árboles. Olmos o pinos también son especies totalmente susceptibles de convertirse en miniaturas perfectas, según señala uno de los miembros de la asociación cordobesa de bonsáis, Miguel Cosano. Algunos especialistas consideran como altura máxima de uno de estos árboles la de 1,20 metros, aunque en la exposición del Botánico se pueden encontrar variedades de 15 centímetros -los clásicos no superan los 60.

Aparte de paciencia, pocos requisitos se necesitan para dedicarse a este arte. Aprender una serie de técnicas de poda y trucos "que se van adquiriendo con el tiempo", según Cosano, son los complementos teóricos y prácticos para convertirse en un buen cultivador de bonsáis.

La asociación cordobesa de bonsáis tiene una treintena de miembros, lo que demuestra que esta afición no está muy arraigada en la provincia, a pesar de sus beneficios. En toda miniatura se encuentra la forma triangular, que simboliza "la unión espiritual del hombre con la tierra y el cielo" en la cultura oriental. Cultivar estos pequeños árboles supone "un antidepresivo y una distracción que te mejora el estado de ánimo", dice Cosano.

Además, no hay excusa para no tener uno de estos arbustos en casa, aunque no se tenga una gran terraza en la que ubicarlos. En las tiendas especializadas hay pequeñas estanterías para bonsáis no demasiado altos que se pueden poner en cualquier rincón cerca de la ventana o en un balcón.

Esta mañana, a partir de las 10.30, habrá una demostración práctica sobre los cuidados de los bonsáis, para animar a los indecisos a introducirse en este arte oriental. Se trata, así, de una buena oportunidad para fomentar esta afición tan poco conocida en Córdoba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios