Ang Lee propone "una película de guerra sin mostrar la guerra"

  • El realizador presenta en Madrid 'Deseo, peligro', que se estrena mañana

El director asiático Ang Lee hace "una película de guerra sin mostrar la guerra", según dijo ayer, en Deseo, peligro, ambientada en la China de los años 40. El largometraje se estrena el 14 de diciembre en España tras ganar el León de Oro en el último Festival de Venecia. El filme está basado en una historia de espionaje y erotismo de la escritora china Eileen Chang en la China ocupada de la II Guerra Mundial. Los actores protagonistas son Tony Leung, Tang Wei, Joan Chen y Wang Leehom.

La película muestra escenas explícitas de sexo, razón por la que fue "un milagro" que al director le dieran permiso para comenzar el rodaje en China. Sin embargo, el peso de la censura ha hecho que Deseo, peligro se haya estrenado en el país asiático con secuencias recortadas respecto a la versión original. Para Lee, hubiera sido "una decisión fácil negar el estreno" en las pantallas chinas, pero "es más simbólico estrenar la película que no hacerlo".

"En China creen que están viendo la versión normal y que el resto del mundo disfruta de un largometraje extendido", afirmó Lee, que se mostró tranquilo ante la censura porque supervisó todo el proceso de montaje del filme amputado. Además, se mostró confiado de que "en algún momento" los chinos disfruten de la película con sus 157 minutos originales, aunque "no sea en China".

Lee ganó el último Oscar de Mejor Director por Brokeback Mountain y se hizo con la estatuilla a la Mejor Película de habla no inglesa en 2001 por Tigre y dragón. Ahora le encantaría lograr un premio de película y dirección doble en la próxima gala de los galardones de Hollywood, aunque reconoció que es "muy difícil" debido a las "barreras culturales con Estados Unidos" presentes en Deseo, peligro.

La sensualidad repite como ingrediente principal en una obra del director: "Cuando veo algo sensual, jugoso, me apetece llevarlo a mi trabajo. Si no, sería muy seco". Es lo mismo que Lee hizo en Sentido y sensibilidad, película que "nunca se planteó como un drama de té". En el cine, a través de "la visión y el sonido" es posible "llegar a los pensamientos de la parte más íntimas de las personas". En cualquier caso, la sensualidad sólo es "el primer paso para llegar a cosas más profundas como el amor". Otro elemento clave en el filme es la sexualidad, que ha llevado a los actores a "desnudarse en todos los sentidos". En el proceso de preproducción, el equipo llegó a diseñar hasta las posturas. Después, pasaron 12 días rodando estas escenas con sólo seis personas, un periodo en el que los intérpretes "dieron todo lo que tenían" hasta llegar a sentirse una "parte orgánica". Aun así, al trabajar en secuencias como éstas existe riesgo de "crisis nerviosas". "Sé que exijo mucho a los actores", señaló Lee.

Las emociones humanas de la obra también remiten a la violencia, filmada de forma "muy realista", ya que el director quería hacer "lo opuesto" a Tigre y dragón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios