El American Ballet Theatre's ABT II muestra en Córdoba el vigor de la joven danza de EEUU

  • Jóvenes bailarines de edades comprendidas entre 16 y 19 años integran la compañía, que tiene su sede en Nueva York

El Gran Teatro recibe esta noche (21:00) por primera vez al American Ballet Theatre's ABT II, una joven compañía de prestigio internacional integrada por bailarines de gran talento, que se presenta ante el público cordobés con un variado repertorio que incluye coreografías clásicas y también contemporáneas.

La compañía está compuesta por jóvenes intérpretes de 16 a 19 años, cuidadosamente seleccionados en todo el mundo por la dirección artística del American Ballet Theatre (ABT). Son todos ellos valores firmes que representan la excelencia en el mundo da la danza, cualificados para formar parte de cualquier compañía internacional de renombre. Pero, fundamentalmente, son la cantera del prestigioso American Ballet Theatre, una de las más destacadas compañías de ballet del siglo XX y la más importante de Estados Unidos. Con sede en el Metropolitan Opera de Nueva York, ha contado entre sus filas con los mejores bailarines de las últimas décadas, como es el caso de Mikhail Baryshnikov, Alicia Alonso, Erik Bruhn, Natalia Makarova, Julio Bocca o, en la actualidad, el español Ángel Corella.

En su decimosexta temporada, bajo la dirección de Kevin Mckenzie, director artístico del ABT, y de Wes Chapman, director del ABT II, la joven compañía presenta un variado repertorio, reflejo de la tradición del American Ballet Theatre, una institución con raíces profundamente ligadas al ballet clásico, aunque ello no es obstáculo para que muy a menudo ofrezca coreografía contemporáneas. En sus actuaciones, el ABT II suele mostrar estrenos de nuevos y reconocidos coreógrafos, así como trabajos ya existentes en el repertorio de la compañía.

El programa con el que el American Ballet Theatre's se presenta en el Gran Teatro incluye Interplay (coreografía de Jerome Robbins y música de Morton Gould), Pavlovsk (coreografía de Roger Van Fleteren y música de Karen LeFrak), Allegro brillante (coreografía de George Balanchine y música de Piotr Illich Tchaikovsky), un extracto de Ballo per Sei (coreografía de Edwaard Liang y música de Antonio Vivaldi), el pas de deux Stars and Stripes (coreografía de George Balanchine y música de Hershey Ckay sobre John Philip Sousa), Continuo (coreografía de Antony Tudor y música de Johan Pachelbel) y A taste of sweet velvet (coreografía de Jodie Gates y música de Beethoven).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios