Almuzara reúne los principales textos de los grandes moralistas franceses

  • El extenso volumen recoge obras de Pascal, Joubert y Vauvenargues, entre otros

Pascal, La Rochefoucauld, La Bruyère, Chamfort, Vauvenargues y Joubert constituyen el núcleo central del moralismo francés, un topo literario que, como casi todos, es de difícil delimitación cronológica y genérica, aunque se podría definir como esa literatura de género aforístico y con pretensiones moralistas que se produjo en Europa, y con especial fuerza en Francia, a partir de mediados del siglo XVII. Los pensamientos de estos escritores han pervivido con distinta intensidad hasta nuestros días. Ahora, la editorial Almuzara, en el marco de su proyecto Biblioteca de Literatura Universal, los ha reunido en un volumen que constituye una de sus principales novedades editoriales para este mes.

Los textos incluidos en este volumen de casi 1.300 páginas aparecieron a lo largo de más de un siglo y medio, desde la época de apogeo de Luis XIV hasta la Restauración borbónica del siglo XIX. Entre 1665 y 1688 se constituyó un género literario de vagos contornos al que casi dos siglos más tardes se le dará el nombre de moralismo francés. Es un género impreciso, tanto en sus contenidos temáticos como en sus rasgos formales. "Moralista", en estos autores, designa más un estudio descriptivo del hombre y de sus costumbres que una obra prescriptiva y didáctica, aunque el género puede presentar una gran diversidad de temas.

La obra tiene como punto de partida los pensamientos de Pascal y da cabida también a los conjuntos de máximas y reflexiones de La Rochefoucauld, los Caracteres de La Bruyère y la obra aforística y sentenciosa de Chamfort, Vauvenargues y Joubert.

novedad narrativa

Entre las novedades de Almuzara para este mes también destaca una obra del autor angloindio Rana Dasgupta. Tokio cancelado muestra un mundo en el que los personajes, y no los lugares, son lo verdaderamente importante. La realidad se convierte en un decorado, un entorno impreciso en el que el lector se siente como pasajeros en tránsito. La obra está poblada de personajes peregrinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios