"Alma de mujer' respeta el flamenco clásico y tiene un claro mensaje social"

  • La artista cordobesa presentará mañana en el Cordobán Flamenco un espectáculo estructurado en cuatro partes que supone una denuncia de la violencia de género

El XIII Cordobán Flamenco, que se celebra mañana en el Gran Teatro, abordará la violencia de género con el espectáculo Alma de mujer, de la bailaora cordobesa Lola Pérez. Premio Matilde Coral del Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba en 2004, esta bailaora ha querido abordar el drama del maltrato a la mujer usando el lenguaje a través de la música flamenca y el baile. Organizado por la Asociación de Artistas Flamencos, esta edición del Cordobán Flamenco también cuenta como artista invitado con el cantaor Antonio García El Califa, cuyos cantes han sido adaptados también a la obra de Lola Pérez.

-¿Le ha sido complicado afrontar en un montaje flamenco el drama por el que están pasando bastantes mujeres y el trágico desenlace que supone para muchas?

-Lo primero que he hecho es buscar un buen argumento sobre este asunto que lamentablemente no deja de estar de plena actualidad y con el que me siento muy sensibilizada. Considero que el flamenco es lo suficientemente atractivo para que todo tipo de público se acerque a él, y es un medio artístico que permite denunciar sin apelativos este problema social del maltrato de la mujer y la violencia de género. Con Alma de mujer, todos los que hacemos posible la obra queremos dar nuestro apoyo a las mujeres que son víctimas de esta situación.

-¿Qué tratamiento artístico le ha dado a su obra?

-Cuando comencé a trabajar en esta obra estuve viendo la manera de enfocarla de manera siempre positiva y sin hacer daño al espectador por el contenido que tratamos. Surgió la idea de desarrollar el argumento a partir de dos hombres, uno que representa el amor verdadero y otro el amor pasional que desemboca en el maltrato. He querido optar por un desenlace positivo, en el que la mujer encuentra su sitio y a quien la comprende y valora como persona y mujer.

-¿Cuál es la base estrictamente flamenca?

-En el montaje está todo muy ligado en cuando a los palos escogidos, la música y las letras. El contenido de las letras está hecho para la obra e igual que la música. Los bailes que se verán son, entre otros, tarantos, seguiriyas, soleares, tangos, alegrías, bulerías, etc. La obra está estructurada en cuatro partes, comenzando por una etapa de amor que deriva en otra convulsa y de sufrimiento. También reflejamos el periodo de confusión de la protagonista, reflejando el maltrato que sufre. La última parte en cambio es festiva, una puerta abierta a una nueva vida.

-¿Quiénes son los artistas que la acompañan?

-Bailaran conmigo José A. Pérez y Jorge del Pino. En el cante estará El Güeñi y la colaboración de El Califa. Los guitarristas son Manolo Flores y Niño Seve. También cuento con Irene Carrión en el chelo y Manuel Plantón Lolo a las percusiones, junto los palmeros El Mori y Farina.

-¿Qué mensaje le gustaría que captase el público?

-Ante todo, el mensaje social que tiene la obra. El público va a ver un espectáculo en el que se realiza y respeta el flamenco más clásico y que tiene un claro mensaje social. Lo importante para mí a la hora de realizar esta obra ha sido que se entienda bien el argumento y que despertemos aún más la conciencia social sobre el maltrato a la mujer, una lacra que nuestra sociedad no debe permitir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios