Las tropas británicas iniciarán en marzo su retirada de Iraq

  • Una fuente del Ministerio de Defensa del Reino Unido revela que los 4.100 soldados destinados en el país árabe culminarán su repliegue en junio de 2009

Tras seis años de ocupación, las fuerzas del Reino Unido empezarán su retirada de Iraq en marzo de 2009 y estarán fuera del país árabe en junio, según reveló ayer una fuente de Defensa a los medios británicos. El Reino Unido, que tiene 4.100 soldados en Basora (sur de Iraq), espera completar su retirada siempre que las elecciones iraquíes de enero transcurran sin incidentes, informó la BBC.

Un portavoz del Ministerio de Defensa consultado por Efe no quiso confirmar ayer el calendario específico de la retirada, pero admitió que espera "un cambio fundamental de la misión a principios de 2009". "Se ha conseguido un progreso significativo en Basora, una ciudad que ha visto la transformación gracias a los esfuerzos iraquíes, británicos y de la coalición", agregó.

De acuerdo con los planes del Reino Unido, las tropas británicas no entregarán el mando a las autoridades iraquíes, sino que serán reemplazadas en la base de Basora por una fuerza de EEUU, según pudo saber el diario The Guardian de una fuente de Defensa. Este programa de salida se ha decidido después de meses de planificación y análisis de la situación de seguridad por parte de los altos mandos militares británicos y estadounidenses, añadió. "Será gradual, y después habrá una fuerte reducción", indicó.

A finales de junio de 2009 casi todos los soldados británicos que están en Basora dejarán el lugar, revela The Guardian. Unos 300 permanecerán a petición de los iraquíes para formar a militares y entrenar a la Marina de Iraq.

Según los medios británicos, el equipamiento de los militares, desde tanques a tiendas de campaña, será transportado al Reino Unido mediante la denominada Operation Archive, con la excepción de aviones de vigilancia aérea y helicópteros tipo Merlin, que serán llevados a Afganistán.

El primer ministro británico, Gordon Brown, ya había expresado el deseo de un cambio de la misión de su país en Iraq a mediados de 2009, pero ésta es la primera vez que fuentes de Defensa se refieren a fechas más concretas.

Esta retirada, según la BBC, permitirá llevar los recursos británicos a Afganistán, donde hay unos 8.100 efectivos y un resurgimiento de la insurgencia talibán.

Según fuentes de Defensa, el Gobierno británico cree que los iraquíes están capacitados para asumir el liderazgo en las operaciones de seguridad del país.

El ex primer ministro Tony Blair fue el principal aliado de George W. Bush en la invasión dispuesta en marzo de 2003 para derrocar al entonces presidente iraquí Sadam Husein. Blair decidió entonces el envío de 45.000 efectivos para tomar parte en la acción militar encabezada por EEUU, pero la medida fue duramente criticada por la población, que participó en numerosas manifestaciones, y empañó su gestión. Gordon Brown -que sustituyó a Blair en junio de 2007- redujo la presencia de soldados británicos hasta los 4.100 actuales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios