La situación en Grecia se tranquiliza, a la espera de nuevas manifestaciones

  • Hasta el momento, se han registrado 40 heridos, de ellos al menos 13 agentes de la Policía y el resto estudiantes de izquierdas que protestan por la muerte de un joven de 16 años, fallecido el sábado

A la espera de nuevas manifestaciones previstas para este lunes, la situación amaneció tranquila en Grecia después de dos días de graves disturbios, como reacción a la muerte de un joven en Atenas por los disparos de un policía. 

Hasta ahora, se han registrado 40 heridos, de ellos al menos 13 agentes de la Policía y el resto estudiantes de izquierdas que protestan por la muerte de Alexander Grigoropulos, de 16 años, fallecido el sábado a la noche. 

La mayor parte de los manifestantes había abandonado hoy la Universidad Politécnica de Atenas, donde habían levantado barricadas contra la Policía, informaron las cadenas de televisión griegas. 

El país ha vivido en las últimas 48 horas los peores disturbios sociales de los últimos 25 años y la tensión remontó ayer con una manifestación de unas 10.000 personas. 

La Policía arrestó ayer a 22 personas y siete de ellas, sospechosas de ocasionar los disturbios, quedaron detenidas. 

Las autoridades calculan que más de 30 grandes almacenes y pequeñas tiendas fueron completamente destruidos en el centro de Atenas. 

Para hoy, los partidos Coalición de Izquierdas (SYN) y el Partido Comunista (KKE), con la participación de estudiantes y uniones de trabajadores, han convocado dos manifestaciones en Atenas y la Policía está en alerta para afrontar posibles disturbios. 

El Gobierno manifestó su decisión de hacer cumplir la ley y proteger a manifestantes y a los ciudadanos de los desórdenes por parte de grupos de radicales que se enfrentan con piedras y bombas lacrimógenas a la Policía. 

La opinión pública griega está consternada por la muerte del joven y también por los violentos acontecimientos tras el incidente, con saqueos en numerosas tiendas destruidas y la violencia de parte de un sector de los manifestantes y de la policía. 

Stratos Mavroidakos, presidente de la unión de policías de la Unidad Especial, al que pertenece el agente acusado de "asesinato intencionado", declaró hoy a la emisora ateniense "Alpha" que veía venir la tragedia hace tiempo y manifestó su profundo pesar por la muerte del joven . 

Mavroidakos indicó que el barrio en que el falleció el menor se encuentra en manos de marginales y que dos agentes "cometieron un error trágico" al afrontar la situación. 

Una investigación policial está estableciendo las causas de la muerte del menor, que según primeras informaciones médicas pereció como consecuencia de al menos un balazo en el corazón. 

Anoche no hubo sólo disturbios en Atenas sino también en Salónica y Patras, dos importantes ciudades portuarias, en las localidades de Komotini y Ioannina, así como en la isla de Creta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios