La policía hace públicos nombres y fotografías de los terroristas de Bombay

La Policía de Bombay reveló hoy los supuestos nombres de los terroristas que asaltaron varios puntos del sur de la capital financiera de la India el pasado 26 de noviembre y mostró a la prensa fotografías de ocho de ellos.

Un subcomisario de la Policía de Bombay, Rakesh Maria, ofreció una rueda de prensa en la que desveló el origen de los terroristas a partir de las confesiones del único detenido durante los ataques, Ajmal Amir, que están sirviendo a la Policía para guiar sus investigaciones.

Según Maria, citado por la agencia PTI, los diez terroristas son paquistaníes.

Amir, que procede de la localidad punjabí paquistaní de Faridkot (distrito de Okara), atacó la estación de ferrocarriles de Victoria -donde murieron más de 50 personas- junto a Ismail Khan, que pertenece al distrito de Dera Ismail Khan, en el noroeste paquistaní, según el subcomisario.

Entre los terroristas que asaltaron el lujoso hotel Taj se hallan Hafiz Arshad, "alias" Bada Abdul Rehman, originario de la ciudad oriental de Multán; Shoaib, de la localidad de Sialkot; Nazir, "alias" Abú Umer, de Faisalabad, y Javed, también llamado Abú Alí, del distrito de Okara, el mismo que el del único detenido.

El subcomisario detalló que los responsables del ataque al centro judío de Nariman fueron Nasir, también conocido como Abú Umar, y Babar Imran, "alias" Abú Akasha, ambos procedentes de Multán.

También es de Multán uno de los terroristas que atacó el hotel Trident-Oberoi, Abdul Rehman, alias "chhota" (pequeño), mientras que Fahadulá, también conocido como Abú Fahad, era del distrito de Okara, según la Policía india.

"Shoaib, que tenía 20 años, era el más joven del grupo, mientras que Nasir era el mayor, con 28 años", señaló el subcomisario.

Tres de ellos ya habían estado implicados en otros ataques, según el agente, que apuntó a que el líder del grupo podría ser Ismail Khan.

"A todos ellos les pusieron un mote durante el entrenamiento para evitar que se supieran sus nombres reales", explicó.

Maria añadió que la Policía está examinando los GPS que llevaban los terroristas, así como "un teléfono satélite y nueve móviles" que los agentes han encontrado.

El subcomisario aseguró que los terroristas compraron una de las tarjetas SIM en la ciudad india oriental de Calcuta.

La policía detuvo hace unos días en Calcuta a dos personas implicadas en la compra fraudulenta de una tarjeta de móvil que fue luego presuntamente usada por los terroristas.

Los canales locales mostraron las fotografías de ocho de los terroristas, muchos de ellos con el rostro desfigurado, pero la Policía decidió no enseñar la imagen de uno de ellos, porque quedó prácticamente calcinado.

Según la versión ofrecida por las autoridades indias tras el fin de los ataques, un comando terrorista formado por diez hombres, armados con granadas y rifles, partieron en un buque desde la ciudad portuaria paquistaní de Karachi y atracaron en la lengua peninsular sureña de Bombay tras asaltar un pesquero indio.

Los terroristas se dividieron en cuatro grupos y atacaron dos hoteles de lujo, un hospital, una estación de trenes, el centro judío Nariman y varios bares. Acabaron con la vida de 188 personas.

La India ha responsabilizado de los ataques a la organización Lashkar-e-Toiba (LeT), que lucha por la anexión de la Cachemira india a Pakistán, y ha pedido la entrega de 20 supuestos terroristas a Islamabad, que se ha negado a ello.

Las fuerzas de seguridad paquistaníes han llevado a cabo una operación en la Cachemira paquistaní y han detenido a una veintena de sospechosos, entre ellos el comandante del LeT, Zakiur Rehman Lakhwi.

Además, el líder de otro grupo cachemir, el Jaish-e-Mohamed, Masud Azhar, ha sido puesto bajo arresto domiciliario, según fuentes del Ministerio paquistaní de Interior citadas por el canal "Dawn".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios