El presidente del Senado asume la Presidencia paquistaní

  • Mohamadmian Sumro asume el cargo de forma provisional tras la dimisión de Musharraf.

El presidente del Senado de Pakistán, Mohamadmian Sumro, asumió la Presidencia en funciones del país tras la dimisión de Pervez Musharraf, informó el secretario adjunto de esta cámara, Iftikhar Ullah Babar.

Sumro ocupará el puesto de forma interina hasta la celebración de nuevas elecciones presidenciales, cosa que la Constitución prevé en un plazo de uno a dos meses.

El jefe del Senado fue candidato a presidente del país en la votación parlamentaria de octubre de 2007, pero finalmente se retiró en favor de Musharraf.

La Liga Musulmana-Q que apoyaba a Musharraf había presentado a Sumro como candidato alternativo para el caso de que la candidatura de éste fuera invalidada por el Tribunal Supremo, que entonces estudiaba varios recursos al respecto.

Sumro, que pertenece a la Liga Musulmana-Q y ha sido un colaborador cercano de Musharraf, también asumió el cargo de primer ministro interino con el país en estado de excepción en noviembre de 2007 tras la disolución del Parlamento, previa a la celebración de los comicios legislativos de 2008.

Tras el anuncio de dimisión de Musharraf, los líderes de los dos principales partidos que integran el Gobierno paquistaní, Asif Alí Zardari y Nawaz Sharif, se reunieron en Islamabad para decidir su futura estrategia, incluyendo si emprenden alguna acción contra Musharraf.

La coalición gubernamental tenía previsto presentar un pliego de cargos contra el presidente en el Parlamento para iniciar un proceso de destitución por violación de la Constitución y "mala conducta grave".

Un portavoz de la Liga de Sharif, acérrimo rival de Musharraf, Ahsan Iqbal, dijo a la prensa paquistaní que su partido es contrario a conceder "inmunidad" al presidente pese a que haya dimitido. "Musharraf ha quebrantado la Constitución y debe pagar por ello", pidió.

En un discurso televisado, Musharraf argumentó que presentaba su renuncia "por el bien de la nación" y para evitar la "inestabilidad" que hubiera supuesto el proceso de destitución.

Musharraf tachó de "falsas" las acusaciones que se le han hecho y reprochó a los socios del Gobierno estar "engañando" a la nación y actuando por intereses personales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios