Un nuevo escándalo salpica a Olmert

  • La Policía israelí le acusa de facturar varias veces los gastos de los mismos viajes a diferentes organismos públicos para quedarse con el dinero.

La Policía israelí acusó este viernes de fraude al primer ministro, Ehud Olmert, y dijo que la investigación sobre su presunta implicación en un caso de soborno se había ampliado para examinar si éste facturó varias veces los mismos gastos de viajes a distintos organismos públicos.

La Policía y los fiscales indicaron que al interrogar hoy al líder israelí le pidieron que "diera su versión sobre las sospechas de fraude grave y otros delitos" que recaen sobre él por haber facturando a distintos organismos públicos los gastos de los mismos viajes al extranjero.

La Policía interrogó este viernes a Olmert por tercera vez, en el marco de la investigación sobre las acusaciones que apuntan a que aceptó sobornos del empresario estadounidense Morris Talansky. Olmert ha asegurado que no ha cometido ningún delito en sus relaciones con el recaudador de fondos neoyorquino, pero ha prometido que dimitirá si finalmente es imputado formalmente.

"Según las sospechas, durante su ejercicio como alcalde de Jerusalén y ministro de Comercio e Industria, Olmert habría intentado duplicar la financiación de sus viajes al extranjero por parte de organismo públicos, incluido del Estado, pidiendo a cada uno de ellos financiar el mismo viaje", apunta un comunicado de la Policía y los fiscales.

La Policía sospecha que la agencia de viajes de Olmert emitió varias facturas de los viajes, para luego ingresar los excedentes en una cuenta bancaria a nombre de éste. Los fondos eran utilizados por Olmert para sus viajes privados, según el comunicado.

Un portavoz de Olmert, Amir Dan, acusó a la Policía de intentar influir sobre la opinión pública de cara al próximo 17 de julio, cuando está previsto que Talansky, quien ya ha emitido una declaración preliminar, sea interrogado por los abogados del primer ministro.

"Parece que la Policía y los fiscales han comprendido que no hay nada que respalde el testimonio de Talansky y por eso están intentando inventar una historia para hacer un drama de nada", dijo Dan, en declaraciones a la página web de noticias Maariv NRG.

Olmert fue alcalde de Jerusalén durante 10 años hasta 2003. Después, sirvió como ministro antes de suceder a Ariel Sharon como primer ministro a comienzos de 2006.

Talansky declaró ante un tribunal israelí que había entregado durante los últimos quince años al menos 150.000 dólares en sobres para financiar las campañas electorales de Olmert y para pagar viajes al extranjero del primer ministro israelí y de su familia, dinero que nunca le ha sido devuelto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios