El monarca belga acepta la dimisión del Gobierno de Leterme

  • El rey designa al ex primer ministro Martens negociador jefe para solucionar la crisis

El rey de Bélgica, Alberto II, aceptó ayer formalmente la renuncia del Gobierno que el viernes le presentó el primer ministro, Yves Leterme, sin nombrar, por ahora, a su sucesor, aunque designó al ex primer ministro belga Wilfried Martens como jefe negociador para buscar una solución a la crisis gubernamental que envuelve el país. "El rey ha aceptado la renuncia del Gobierno y le ha encomendado la gestión de los asuntos corrientes", indicó un comunicado difundido anoche por internet por el Palacio Real.

Yves Leterme, un cristiano-demócrata de 48 años, presentó el viernes su renuncia después de haber sido acusado de intentar influir en la Justicia en el delicado caso Fortis, el banco belgo-holandés en quiebra. Desde entonces, el soberano belga efectúa consultas entre la clase política para encontrar un sucesor.

En un comunicado dirigido a los medios tras la decisión del rey, el líder flamenco volvió a negar haber interferido en el curso de la Justicia. "En ningún momento ha habido interferencias, y menos intento de obstaculizar el procedimiento judicial", afirmó Leterme. Este escándalo ha vuelto a hundir a Bélgica en una grave crisis política interna.

Entre los nombres más citados figura el del del ex primer ministro Jean-Luc Dehaene, de 68 años, también cristiano-demócrata. Sin embargo, por ahora, el rey no confirmó a ningún sucesor, pero encomendó al ex primer ministro Wilfried Martens una misión "exploratoria" para intentar formar un nuevo Gobierno. "El rey le ha encomendado una misión de exploración para encontrar rápidamente una solución a la crisis política actual. Wilfried Martens ha aceptado esta misión", indicó el breve comunicado.

Martens, cristiano-demócrata flamenco, como Leterme, de 72 años, fue primer ministro casi sin interrupciones entre 1979 y 1992. Ahora deberá consultar a los responsables políticos de los diferentes partidos para estudiar las posibilidades de coalición.

Martens, como jefe negociador, tiene como principal misión evaluar todas las posibilidades de búsqueda de un sucesor para Leterme.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios