Los 230 inmuebles confiscados a la mafia se destinarán a proyectos educativos

  • Berlusconi agiliza la entrega al Estado de los bienes confiscados a las organizaciones criminales

Un total de 230 inmuebles incautados a la mafia, entre ellos las casas de los jefes de Cosa Nostra como Toto Riina o Giovanni Brusca, serán utilizados para proyectos educativos y de formación profesional.

La utilización de estas propiedades para tareas de educación se incluye en un acuerdo firmado ayer entre la dirección General del Patrimonio del Estado y el Ministerio de Educación italianos. En este sentido, la ministra de Educación, Mariastella Gelmini, explicó que estos inmuebles incautados a los mafiosos "pasarán de ser centros de prevaricación y violencia a lugares de esperanza".

El 90% de estos 230 inmuebles -120 eran casas de mafiosos, 41 locales comerciales, 40 naves industriales y 29 almacenes- se encuentran en el sur del país, donde se concentra la mayor parte de la actividad de las mafias que actúan en Italia, y el 60% en Sicilia, tierra de Cosa Nostra.

Entre ellas destacan las casas en Palermo (Sicilia) de los jefes mafiosos Toto Riina y Giovanni Brusca, en la cárcel con varias condenas perpetuas, que serán destinadas a alojar laboratorios didácticos donde los jóvenes podrán estudiar música, arte gráfica, escritura y teatro.

Entre las 230 inmuebles también se encuentran las casas de otros miembros de la mafia como Enrico De Benedittis y Aldo Nicoletti, pertenecientes al sanguinario grupo criminal de Roma en los años 70 La banda della Magliana.

En la lucha contra la mafia, el Gobierno de Silvio Berlusconi aprobó esta semana un decreto ley para agilizar el proceso de entrega al Estado de los bienes confiscados a las organizaciones criminales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios