El informe pericial apunta que la muerte del joven griego fue un accidente

  • Los peritos concluyen que la bala tocó una superficie dura a una altura de 40 ó 50 centímetros del suelo antes de rebotar e impactar en el pecho del adolescente.

Comentarios 2

Los primeros datos conocidos del informe balístico sobre la muerte de un joven griego por disparos de la Policía reflejan que el proyectil rebotó contra una superficie dura antes de alcanzar a la víctima.

Los medios griegos filtraron parte de las conclusiones del informe pericial sobre el suceso en el que el pasado día 6 falleció Alexis Grigoropulos, de 15 años.

Según el diario Ta Nea, los peritos llegaron a la conclusión de que la bala tocó una superficie dura a una altura de 40 ó 50 centímetros del suelo antes de rebotar e impactar en el pecho del adolescente.

Esa conclusión fue adelantada ya la semana pasada por el abogado de los dos agentes implicados en la muerte del menor, quienes se encuentran en prisión preventiva.

Epaminontas Korkoneas, autor de los disparos y acusado de homicidio intencionado, declaró que el día de los hechos fue agredido junto a su compañero por un grupo de treinta radicales y explicó que, asustado y temiendo por su vida, sacó el revólver y efectuó dos o tres tiros al aire.

Sin embargo, la abogada de la familia del joven, Vlasia Sergaki, insistió hoy en la tesis del homicidio y señaló que el informe pericial no cambia nada, ya que "existen diversos testimonios que aseguran que el policía acusado apuntó contra la víctima".

Sergaki informó de que ha solicitado que se realice una reconstrucción de los hechos y una investigación en el lugar del suceso, dado que, tras el informe del forense y el balístico, "no es posible sacar una conclusión segura".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios