Cinco guardias privados de Blackwater son acusados de homicidio

  • El Gobierno de EEUU dice que dispararon sin provocación y mataron a 17 civiles iraquíes

El Gobierno de Estados Unidos acusó ayer de homicidio voluntario a cinco vigilantes privados de la empresa Blackwater que "dispararon sin provocación ni justificación", mataron a 17 civiles iraquíes e hirieron a 20 hace más de un año en Bagdad.

"A uno de los civiles le dispararon en el pecho cuando estaba parado en la calle con las manos en alto", afirmó el subsecretario estadounidense de Justicia, Patrick Rowan, cuando divulgó los cargos de homicidio, intento de homicidio y otros por uso de armas de guerra en la comisión de homicidios. Destacó que "los acusados dispararon sin justificación ni provocación".

Blackwater, con sede en Carolina del Norte y la mayor proveedora de "contratistas privados" en Iraq, sostiene que sus empleados, que daban protección a funcionarios diplomáticos, dispararon sólo después que fueron atacados.

Blackwater Worldwide es una firma estadounidense que emplea, principalmente, a ex soldados y antiguos policías y facilita guardaespaldas, vigilantes armados y unidades mercenarias de operaciones tácticas en diversas partes del mundo.

En Iraq, aparte de los casi 150.000 soldados estadounidenses, hay más de 125.000 "contratistas privados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios