¿Un ejército demócrata?

  • El Partido Republicano de John McCain podría perder el tradicional apoyo de los militares norteamericanos a causa de la impopularidad del conflicto iraquí

Los militares estadounidenses, coto electoral reservado tradicionalmente para el Partido Republicano, podrían ceder a la tentación demócrata en las elecciones presidenciales de noviembre, después de cinco años del comienzo de la guerra en Iraq, impopular incluso entre sus propias filas.

"Desde el fin de la guerra de Vietnam y el comienzo del ejército profesional en 1973, los militares habían tendido a votar más y más por los republicanos", explica el experto militar Lawrence Korb, del Centro para el Avance Norteamericano, un instituto de estudios progresista.

Sin embargo, "este año el voto militar estará más equitativamente repartido, en lugar de ser masivamente republicano", pronostica este ex subsecretario de Defensa de los años de Ronald Reagan (1981-89).

Predice que el candidato republicano John McCain obtendrá "en el mejor de los casos la mitad de los votos", contra una "proporción probablemente de 3 a 1 en favor de los republicanos en las presidenciales de 2004".

El principal factor de este abandono es el conflicto en Iraq, donde han muerto 4.113 estadounidenses desde la invasión de 2003 y cuyo manejo por parte del Gobierno republicano de George W. Bush es incluso criticado en el seno del Ejército, a pesar de los recientes avances en el frente de la seguridad.

El voto militar es difícil de delimitar debido a la obligación de reserva del Ejército y su sometimiento al poder civil. Pero las escasas informaciones disponibles revelan una erosión progresiva del apoyo a la política de Bush, que corre el riesgo de reflejarse en su partido.

Según un sondeo realizado a fines de 2007 por Los Ángeles Times, que consultó a 1.467 personas, entre ellas 631 militares, veteranos y sus familias, casi un 57% de los hogares militares estimaron que la guerra en Irak no valía la pena, resultado muy similar al 60% del conjunto de la población.

Consultados sobre qué partido les da más confianza para manejar los asuntos que les conciernen, un 39% de las familias de militares respondieron que el Demócrata y el 35% el Republicano. Cifras muy parecidas a las arrojadas por las encuestas realizadas al resto de la nación.

De acuerdo a encuestas de opinión anuales del grupo de prensa especializada Military Times, la tasa de satisfacción de los militares frente a Bush cayó del 60% en 2005 a un 48% en 2007.

Resta por saber si el candidato demócrata Barack Obama llegará a conseguir este cambio, a pesar de no tener experiencia militar y de la reputación por largo tiempo atribuida a los demócratas de ser "blandos" en materia de defensa, frente al republicano McCain, héroe de la guerra de Vietnam con una hoja de servicios adecuada para atraer al electorado militar.

"Los soldados que han servido en Iraq desean ganar esta guerra para que sus sacrificios no fuesen en vano. El mensaje de McCain, quien promete la victoria antes de la partida de las tropas, es más seductor que el de Obama, quien propone una retirada rápida" de Iraq, estima Peter Feaver, especialista en relaciones cívico-militares de la Universidad de Duke y ex consejero del Gobierno de Bush.

Pero en el frente social, Obama ha ganado puntos recientemente al respaldar una ley que ofrece apoyo financiero a los veteranos de las guerras de Iraq y Afganistán para retomar sus estudios, a la que el presidente Bush y el senador McCain se oponían.

Es un tema sensible, debido a que el Gobierno de Bush fue a menudo acusado de no suministrar el equipamiento adecuado ni los cuidados apropiados a los soldados.

El candidato negro tiene además un activo de orden demográfico. "Los electores que él más seduce son los afroamericanos y los jóvenes, y estos grupos están sobrerrepresentados entre los militares", destaca Feaver.

La proporción de negros en las fuerzas armadas llega casi al 17% (sobre 1,4 millones de militares) frente al 13% que representa a los soldados nacionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios