Dos detenidos en la India acusados de perpetrar los atentados de Bombay

  • La Policía les acusa de comprar las tarjetas de teléfono móvil empleadas en la matanza

Dos personas fueron ayer arrestadas en la India por la Policía de Calcuta acusadas de comprar las tarjetas de teléfono móvil (SIM) presuntamente empleadas por los responsables de los atentados de Bombay días atrás para comunicarse entre sí a través del teléfono móvil.

Los sospechosos, cuya identidad no se hizo pública, procedían de la región de Cachemira y de la misma ciudad de Calcuta, y habrían adquirido las tarjetas empleando documentos falsos, según anunció el vicecomisionado de la Policía india, Javed Shamin.

Se calcula que al menos 37 tarjetas de teléfono móvil han sido adquiridas en Calcuta y alrededores para ser enviadas posteriormente a Pakistán a través de la región de Cachemira. Las investigaciones apuntan a que alguna de esas tarjetas podrían haber sido empleadas durante los ataques contra la capital financiera de la India.

La tensión entre India y Pakistán hizo que las autoridades de Calcuta acusaran abiertamente a "elementos de Pakistán" de ser responsables de la masacre de Bombay que dejó 188 muertos.

Ese mutuo recelo provocó que, según trascendió ayer, la llamada de un sujeto que se hizo pasar por el titular indio de Exteriores, Pranab Mukherjee, llevara al presidente de Pakistán, Asif Alí Zardari, a decretar el pasado fin de semana una "alerta máxima" ante un posible ataque indio, según informó un diario paquistaní. El impostor amenazó a Zardari con una acción militar inmediata de la India si Pakistán no actuaba contra los autores de la matanza.

Precisamente, el noroeste de Pakistán, concretamente la ciudad de Peshawar, fue ayer el epicentro de otro atentado que causó la muerte de al menos 28 personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios