Un atentado mata a 43 personas en Argelia

  • Un suicida estampó su vehículo cargado de explosivos contra una academia de policías

Un atentado suicida perpetrado ayer contra un centro de formación de policías en la región argelina de Kabilia -al este del país- causó al menos 43 muertos y 45 heridos, según el balance provisional del Ministerio de Interior del país, el más sangriento de ese tipo de ataques en los últimos ocho meses.

Según algunos testigos, un kamikaze dirigió su vehículo cargado de explosivos contra la puerta principal de la academia de policías de Issers, a unos 60 kilómetros al este de Argel.

En la puerta estaban esperando candidatos que debían presentarse a un concurso para ser admitidos en ese centro.

La potencia de la explosión -que se oyó en varios kilómetros a la redonda, según testigos- provocó graves daños en la fachada de la academia, hizo añicos los escaparates de varios comercios y destruyó viviendas adyacentes.

La Policía no ha identificado el vehículo usado por el suicida y el atentado no ha sido reivindicado hasta el momento.

La explosión también produjo un cráter de varios metros, añadieron los testigos, que vieron decenas de cadáveres en el suelo.

Inmediatamente se desplegó un dispositivo de seguridad en la zona y las vías de acceso a Issers fueron cerradas a la circulación.

El ministro del Interior argelino, Yazid Zerhuni, se trasladó en helicóptero al lugar y declaró a la prensa que "es un acto cometido contra los argelinos".

El Gobierno del país recibió el apoyo de la UE a través de la presidencia francesa de turno que condenó el atentado y dio "su pésame a los familiares.

El atentado de ayer se produce dos días después de una emboscada tendida por grupos de islamistas armados a un convoy de las fuerzas del orden en Skikda (este) que causó 12 muertos, según la prensa argelina, que atribuye este recrudecimiento de los atentados islamistas a la voluntad de los emires (los jefes islamistas) de extender su acción fuera del "cuadrilátero de la muerte" formado por Argel, Bumerdes, Buira y Kabilia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios