En alerta el norte de Sudáfrica por la epidemia de cólera en Zimbabue

  • Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los casos sobrepasan 11.000, con cerca de 500 muertos.

Comentarios 1

Las autoridades de Salud Pública de Sudáfrica han puesto en estado de alerta las provincias de Limpopo y Noroeste a causa de la epidemia de cólera que se registra en el vecino Zimbabue, donde, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los casos sobrepasan 11.000, con cerca de 500 muertos.

El número total de casos de cólera en Zimbabue llegó el 1 de diciembre a 11.735 con 484 víctimas mortales, señalaron hoy en Ginebra portavoces de la OMS, que puntualizaron que el brote epidémico afecta ya a casi todas las regiones del país, según la televisión sudafricana.

En Sudáfrica, se han registrado cerca de 150 casos y cuatro personas han muerto en el área de Musina, cruce fronterizo oficial entre los dos países en Limpopo, pero el tránsito ilegal de personas presupone que zimbabuenses infectados de cólera se encuentren en otras regiones sudafricanas.

Según Nthabiseng Makhongoana, portavoz del Departamento de Salud Pública de la provincia del Noroeste, se han registrado casos aislados de la enfermedad en otras áreas alejadas de la frontera común, pero todos ellos han sido vinculados a la epidemia zimbabuense.

El brote de cólera en Zimbabue, que comenzó a principios de año y se recrudeció en septiembre pasado, se ha extendido a nueve de las diez provincias del país, aunque las áreas más afectadas son los suburbios de Budiriro y Glen View de Harare, la capital, y Beitbridge, la ciudad fronteriza frente a la sudafricana Musina.

Todos los casos registrados en Beitbridge, Karoi, Manicaland, Seke, Goromonzi y otras localidades del interior tienen como origen el brote de Harare, con el suburbio de Budiriro como epicentro, según el gobierno zimbabuense.

El actual brote de cólera, enfermedad que se transmite a través del agua contaminada, se debe al colapso de la red cloacal de Harare, una falta de mantenimiento de los sistemas de distribución de agua potable y la falta de elementos básicos de higiene personal como el jabón.

La distribución de agua potable en la capital zimbabuense fue reanudada hoy después de que las autoridades la interrumpieran por 24 horas, según el canal sudafricano de televisión "e-News".

La gubernamental Autoridad Nacional Zimbabuense de Agua (ZINWA, en inglés) dijo que se vio forzada a cortar el suministro debido a la falta de productos químicos de purificación. La falta de agua forzó al comercio y la industria de Harare a interrumpir también sus actividades durante todo el día.

Los productos de purificación son indispensables porque la principal fuente de agua de Harare, el Lago Chivero, a las afueras de la ciudad, se encuentra contaminado debido a que las plantas de tratamiento de los efluentes cloacales, también a cargo de ZINWA, han colapsado por falta de mantenimiento.

El periódico estatal 'The Herald' citó al portavoz de ZINWA, Tsungirai Shoriwa, quien dijo que las plantas de bombeo habían recibido a última hora del lunes "algunos productos químicos", lo que permitió reanudar el suministro de agua potable en algunas áreas de Harare.

"Otras secciones de la ciudad podrán comenzar a recibir agua a partir de mediados de la semana, pero todo depende de la disponibilidad de los productos purificadores", explicó el funcionario.

La organización humanitaria Oxfam reiteró la semana pasada que el gobierno de Zimbabue debe declarar como "emergencia nacional de salud" el brote de cólera.

"Esta crisis debe ser afrontada sin demoras, pues el brote podría extenderse rápidamente con la temporada de lluvias", que ya ha comenzado en África meridional, dijo el pasado miércoles el director de Oxfam para la región, Charles Abani.

El directivo de Oxfam subrayó que "una demora en responder a esta crisis no es una opción" y la urgente asistencia nacional e internacional debe ser movilizada para hacer frente al brote de la enfermedad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios