Sarkozy dice que no habrá negociación del nuevo tratado para resolver la crisis

  • El propósito de la Presidencia francesa de la UE es proponer un método y una solución de común acuerdo con el Gobierno irlandés, en octubre o en diciembre

Comentarios 2

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha dicho hoy que la UE no negociará un nuevo tratado para resolver la crisis institucional provocada por el "no" irlandés al Tratado de Lisboa.

"No habrá nuevo Tratado; o es Lisboa o es Niza", ha asegurado el presidente de turno de la UE en un discurso ante el Parlamento Europeo.

Sarkozy ha vuelto a advertir, además, de que la Unión Europea no debe cometer "el mismo error" de 2004, cuando decidió ampliarse a los países de Europa central y oriental sin antes acordar la reforma de las instituciones comunes.

"Que quede claro: si tenemos que quedarnos en Niza, Niza significa la Europa de 27, si queremos, y yo lo quiero, la ampliación, necesitamos nuevas instituciones antes de ampliarnos", ha afirmado ante los eurodiputados.

Sarkozy ha confirmado que el próximo 21 de julio viajará a Dublín, es su primer desplazamiento exterior como presidente de turno del Consejo Europeo, "para escuchar, para dialogar y tratar de encontrar una solución" al "no" irlandés.

Ha indicado que el propósito de la Presidencia francesa de la UE es "proponer un método y, espero, una solución, de común acuerdo con el Gobierno irlandés, en octubre o en diciembre".

"Nadie dijo que el Tratado de Lisboa resolvía todos los problemas", ha argumentado Sarkozy, "pero fue y sigue siendo la expresión de un compromiso aceptable para todos".

Sarkozy ha recordado que antes de las elecciones presidenciales de hace un año en Francia, anunció a los franceses que no organizaría un segundo referéndum para ratificar el Tratado de Lisboa.

"No lamento aquella decisión", ha reiterado, porque, ha añadido, "estoy profundamente convencido de que las cuestiones institucionales, las reglas de funcionamiento en Europa son asunto de los parlamentarios y no de referendos".

"Es una opción perfectamente democrática", ha enfatizado, entre aplausos de los diputados.

Para la búsqueda de una solución al problema irlandés "tenemos tiempo, pero no mucho tiempo".

Y la razón es que "tenemos que saber bajo qué tratado se organizarán las elecciones europeas de 2009. Hay que decir a los ciudadanos bajo qué bases van a votar".

"No habrá nuevas conferencia institucionales, no habrá nuevo tratado, será o Lisboa o Niza", ha dicho.

El presidente francés se ha declarado partidario de la histórica ampliación de la UE a los países del Este.

"Pero soy de los que siempre ha lamentado que Europa no haya tenido la sabiduría de dotarse de instituciones antes de ampliarse. Es un error que hoy estamos pagando".

"Que quede claro: si tenemos que quedarnos en Niza, Niza significa la Europa de 27, si queremos, y yo lo quiero, la ampliación, necesitamos nuevas instituciones antes de ampliarnos", ha insistido.

Nadie entendería, según el presidente, que Europa fuera incapaz de resolver su problemas institucionales y convirtiera en su prioridad la ampliación, como en una "fuga hacia adelante".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios