Prisión para los dos policías implicados en la muerte del menor griego

  • Su abogado asegura que la bala que mató al joven chocó primero contra un poste o un escaparate y luego impactó en su corazón

Comentarios 13

Un juez de Atenas ha decretado prisión preventiva para los dos agentes implicados en la muerte el sábado de un menor de quince años, tras ser inculpados de homicidio intencionado y colaboración en homicidio. Epaminontas Korkoneas, autor del disparo, y su compañero Vasilis Saraliotis permanecerán bajo custodia hasta que se celebre el juicio por la muerte de Alexis Grigoropoulos, un suceso que ha desatado una ola de violentos disturbios en todo el país.

La decisión del juez se produce después de que la defensa de los agentes asegurara hoy que los primeros datos del informe de balística señalan que el proyectil que mató al adolescente rebotó antes de impactar en su corazón. La familia del fallecido ya ha anunciado que solicitará que un experto estudie esa prueba pericial, cuyo contenido aún no es oficial.

Los dos agentes prestaron hoy declaración ante el juez que lleva el caso, al que insistieron en que no hubo intención de hacer daño al menor. Korkoneas, apodado 'Rambo' por sus compañeros en el cuerpo de Policía, aseguras que no apuntó a sangre fría sobre el fallecido y ha insistido en la versión de que el joven fue alcanzado de forma fortuita por el rebote de un disparo hecho al aire.

En su testimonio, del que se hacen eco diversos medios locales, el agente acusado ha asegurado que nunca dirigiría el arma contra una persona y, en especial, contra un adolescente, y que él mismo es padre de tres menores. El agente aseguró que el pasado sábado él y su compañero fueron agredidos por un grupo de 30 radicales e indicó que asustado y temiendo por su vida sacó el revólver y disparó dos o quizás tres veces al aire.

Además, en su declaración de hoy, Korkoneas ha dicho que el joven fallecido tenía un historial de conducta conflictiva y que había sido expulsado de un centro escolar. Esa afirmación ha sido desmentida por la dirección del colegio, que destaca mediante una carta a los medios locales la "excelente relación del joven con sus compañeros" y denuncia que los rumores sobre su comportamiento "se alejan de la verdad e insultan su memoria".

La muerte de Alexis Grigoropulos el sábado ha desencadenado una de las peores crisis en Grecia con una ola de disturbios en Atenas y otras ciudades en protesta contra la violencia policial y la situación económica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios