Unión Europea

Polonia rechaza firmar el Tratado de Lisboa

  • El presidente polaco Lech Kaczynski rehúsa firmar el texto porque "no tiene sentido" tras el rechazo por parte de los irlandeses.

Comentarios 15

El presidente polaco Lech Kaczynski anunció que no firmará el tratado europeo de Lisboa al estimar que "no tiene sentido" tras el rechazo del texto por parte de los irlandeses, en declaraciones al diario "Dziennik" en su edición de hoy.

"Por el momento, la cuestión del tratado no tiene sentido", aseguró el presidente conservador al periódico Dziennik.

El parlamento polaco ratificó en abril el tratado destinado a reformar el funcionamiento de las instituciones europeas pero, según la constitución polaca, el texto debe ser firmado por el presidente para tener validez la ratificación.

Esta decisión de Kaczynski supone un duro golpe a los esfuerzos del presidente francés Nicolas Sarkozy, cuyo país preside la UE desde este martes, que circunscribió el problema de la ratificación a Irlanda.

"Nuestra primera prioridad es circunscribir el problema a los irlandeses" y hacer que los otros países europeos "continúen la ratificación", declaró el lunes por la noche Sarkozy en una entrevista televisada.

El rechazo polaco se une al problema checo, donde la ratificación del tratado está lejos de materializarse por el euroescepticismo de una parte de la derecha en el poder, incluido el presidente Vaclav Klaus.

"Es difícil decir como va a acabar ésto. Por el contrario, la afirmación de que no hay Unión si no hay tratado, no es seria", añadió Kaczynski, quien subrayó que ese mismo razonamiento ya fue utilizado tras el no francés y holandés a la Constitución en 2005.

"La UE ha funcionado, funciona y continuará funcionando", dijo Kaczynski, que agregó que "seguro que no es ideal, pero una estructura tan complicada no puede ser ideal".

El presidente polaco también advirtió a los otros dirigentes de la UE contra un aislamiento de Irlanda. "Si rompemos la regla de la unanimidad una vez, dejará de existir. Estamos muy debilitados como para aceptar una solución de este tipo".

Paradógicamente, Lech Kaczynski rechaza ratificar un texto que él mismo negoció junto a su hermano gemelo, Jaroslaw Kaczynski, entonces primer ministro y actualmente líder del principal partido de la oposición polaca.

Desde su derrota en las elecciones parlamentarias en noviembre, el partido conservador de los hermanos Kaczynski retomó antiguas posturas euroescépticas.

Han acusado a los liberales, actualmente en el poder, de querer adoptar la Carta Europea de los Derechos Humanos que Polonia y Gran Bretaña impidieron que se incluyera en el Tratado de Lisboa.

Según los hermanos Kaczynski, la Carta permitiría a Alemania reclamar indemnizaciones por los bienes abandonados en antiguos territorios alemanes atribuidos a Polonia tras la Segunda Guerra Mundial. También, según los mandatarios, obligaría a Polonia a reconocer los matrimonios entre homosexuales.

El Tratado de Lisboa ,cuyo objetivo es hacer una Europa más eficaz, fue rechazado el 12 de junio por el 53,4% de los irlandeses en un rereréndum. Irlanda fue el único país en convocar una consulta popular para aprobar o rechazar el Tratado, que retoma las grandes líneas del proyecto de Constitución Europea.

Los otros 26 países de la UE optaron por ratificar el texto por vía parlamentaria.

En la última cumbre celebrada en Bruselas, los dirigentes europeos afirmaron que el proceso de ratificación debía continuar, pero debieron aceptar una demanda irlandesa para no tratar de buscar una solución a la crisis antes de la próxima cumbre, que se celebrará en octubre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios