La Policía italiana detiene a dos marroquíes sospechosos de planear atentados en Milán

  • Entre los objetivos estaban un cuartel de los Carabineros y una oficina de inmigración

La Policía italiana arrestó ayer a dos marroquíes sospechosos de pertenecer a una célula islámica que estaba proyectado atentados en la provincia de Milán, según informaron los medios de comunicación del país.

Las fuerzas del orden detuvieron a las dos personas tras una investigación realizada por el fiscal Nicola Piacente sobre las supuestas actividades de una célula terrorista de matriz islámica en la provincia italiana.

Los arrestados son Rachid Ilhami, de 31 años, predicador del centro cultural Paz de Macherio, y Gafir Abdelkader, de 42 años, sobre los que pesa la acusación de terrorismo internacional.

Ambos, que residían en Italia desde hace varios años y frecuentaban algunas de las mezquitas de la zona, estaban preparando atentados contra objetivos policiales y civiles en la provincia norteña, añaden dichos medios.

Entre los objetivos, según algunas escuchas telefónicas manejadas por la fiscalía, estaba el cuartel de los Carabineros (policía militarizada) en Giussano, y la oficina de Inmigración de Jefatura de Policía de Milán.

Para ello estaban preparando artefactos explosivos artesanales con botellas de oxígeno, gracias a manuales descargados de páginas de internet.

En el momento de la operación llevada a cabo por la Policía, añaden los medios locales, el proyecto de atentados estaba muy avanzado, pero aún no había entrado en su fase operativa.

Los dos marroquíes también realizaban actividades de proselitismo extremista e intentaban reclutar a otros ciudadanos islámicos para que se unieran a la célula terrorista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios