La Policía afgana denuncia la muerte de cinco civiles en un bombardeo de la OTAN

  • El jefe de los servicios secretos de Afganistán resulta herido en un ataque suicida talibán

Las autoridades de Afganistán acusaron ayer a la misión de la OTAN en el país (ISAF) de haber matado a cinco civiles afganos en un bombardeo en la provincia de Nuristán (este), un incidente que el organismo militar asegura estar investigando.

Según explicó a la agencia local AIP el jefe de la Policía provincial, el bombardeo ocurrió en el distrito de Waygal y acabó con la vida de dos maestros, dos comerciantes y un estudiante, todos miembros de la misma familia.

"Somos conscientes de las alegaciones sobre los civiles muertos. Estamos investigando lo sucedido y de momento no puedo confirmar que se trate de un ataque aéreo de la ISAF", dijo un portavoz de la Alianza Atlántica.

Por otro lado, el jefe de los servicios secretos afganos, Asadula Khalid, resultó herido ayer en un atentado suicida en Kabul, reivindicado por los talibanes, mientras estaba reunido con otros oficiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios