Pakistán se compromete con EEUU a actuar contra el origen de los ataques de Bombay

  • Condoleezza Rice recuerda en Islamabad que deben avanzar "con urgencia y transparencia".

El presidente de Pakistán, Asif Ali Zardari, ha prometido tomar "medidas enérgicas" contra los elementos de su país que estén envueltos en los atentados de la semana pasada en Bombay, según informó durante una reunión en Islamabad con la secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice. Esta, por su parte, declaró que encontró a los dirigentes paquistaníes "centrados" y "comprometidos" en la lucha contra el terrorismo, aunque les recordó que deben avanzar "con urgencia y transparencia" contra los extremistas. Por otro lado, el grupo paquistaní Jama'at ud Dawa negó cualquier tipo de relación con el Lashkar-e-Toiba, sospechoso de los atentados. 

"El Gobierno no sólo colaborará en la investigación, sino que también tomará medidas enérgicas contra cualquier elemento paquistaní implicado en el atentado", indica el texto oficial publicado por el Ejecutivo de Pakistán. "Pakistán está decidido a garantizar que su territorio no sea utilizado para actos terroristas", añade. Esta promesa fue realizada por el presidente Zardari a Condoleezza Rice, durante la reunión que mantuvieron en Islamabad, a donde la norteamericana llegó para aliviar las tensiones entre Pakistán e India.

Por su parte, la secretaria de Estado se mostró satisfecha, tras la reunión con Zardari, con el primer ministro Syed Yusuf Raza Gillani, y con el jefe del ejército paquistaní. "He encontrado un Gobierno que se centra en la amenaza y que entiende sus responsabilidades a la hora de combatir el terrorismo y el extremismo", declaró Rice a su salida del encuentro. Además, indicó que Pakistán investigará cualquier vínculo con los atentados de Bombay porque "el Gobierno de Pakistán no quiere, de ninguna manera, ser asociado con terroristas". 

Sin embargo, le recordó al Ejecutivo paquistaní que se debe mover "con urgencia y transparencia". "No es necesario actuar. Es necesario actuar con urgencia y transparencia. Y Pakistán ha recibido bien el mensaje", declaró. Además, para tranquilizar a Islamabad, declaró que mientras Pakistán necesita una "respuesta firme", India no debe adoptar medidas que provocarían "consecuencias no deseadas". Esta postura es similar a la mostrada por el jefe del Estado Mayor estadounidense, Mike Mullen, en reuniones con los ministros de Defensa de Pakistán y la India.

Por otro lado, el grupo paquistaní Jama'at ud Dawa negó cualquier relación con Lashkar-e-Toiba, un grupo terrorista prohibido en Pakistán, y principal sospechoso de los atentados de Bombay. Abdullah Muntazir, portavoz de la organización, declaró que no cree que "los atentados de Bombay no fueron realizados por musulmanes, y señaló que los milicianos involucrados eran de India.

Mientras tanto, el Gobierno indio admitió la dimisión de Vilasrao Deshmukh, gobernador de Maharashtra, donde se encuentra Bombay. Esta es una de las dimisiones desencadenadas por los atentados de la semana pasada. Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de India, Pranab Mukherjee, señaló que las medidas que tome su país dependerán de "la respuesta que tomen las autoridades de Pakistán".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios