Obama ya sabe quién será su vicepresidente

  • El candidato demócrata lo comunicará por correo electrónico este miércoles a las bases de su partido.

El senador por Illinois y candidato demócrata a la Casa Blanca, Barack Obama, ha terminado de deshojar la margarita. Sus recientes vacaciones en Hawaii parecen haberle dado el tiempo suficiente para decidir quién le acompañará como número dos. Sin embargo, el nombre del elegido se guarda bajo llave y previsiblemente se conocerá este miércoles, cuando Obama lo desvele por correo electrónico a los militantes del partido.

El senador no desveló su decisión hasta última hora del lunes y tan sólo lo hizo a un pequeño círculo de colaboradores. Así, tan sólo se desvelará la gran incógnita de esta precampaña en los próximos días, cuando el propio Obama la comunique por 'e-mail' a los afiliados del Partido Demócrata.

En las últimas deliberaciones sonaron seis nombres distintos, de los que sólo tres parecen quedar con opciones reales. Parece que ni la ex primera dama Hillary Clinton, rival directa en las primarias hasta el último momento, ni la gobernadora de Kansas, Kathleen Sebelius, lograrán el posible acceso a la Vicepresidencia, aunque nada se descarta. Sin embargo, todas las miradas se encuentran puestas en hombres, como el senador de Indiana Evan Bayh, el de Delaware Joseph R. Biden y el gobernador de Virginia, Tim Kaine, con quien podría ganar votos en un Estado en el que persiste un virtual empate. 

McCain, el día 29

Para conocer quién acompañará al candidato del Partido Republicano, John McCain, aún habrá que esperar más. El senador por Arizona anunciará el próximo 29 de agosto, el día en que cumplirá 72 años, quién será su número dos. En su caso, como candidatos más posibles figuran el gobernador de Minnesota, Tim Pawlenty, y el de Massachussets, Mitt Romney, con quien compitió en las primarias por hacerse con la candidatura a la Casa Blanca.

La decisión de uno y otro líder a la hora de determinar a quién presenta como vicepresidente podría ser crucial en una carrera cada vez más apretada. Las ventajas de Obama en las encuestas son inestables y no aparecen en todos los sondeos, como el último publicado por la Universidad de Quinnipiac, que tan sólo le da cinco puntos de ventaja en intención de voto, 47% frente a 42%. Hace un mes, la misma institución le otorgaba una ventaja de nueve puntos porcentuales.

El candidato republicano parece haberse beneficiado de su firme oposición contra Rusia, y aún queda por ver cómo ha acogido la ciudadanía las entrevistas del fin de semana en las que Obama y McCain se dirigieron al foro evangelista, religión profesada por un cuarto del electorado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios