Obama promete tender lazos con el mundo musulmán

  • El presidente electo de EEUU declara que entiende su mandato como una oportunidad para recuperar las relaciones con el mundo musulmán

El presidente electo de EEUU, Barack Obama, ha prometido tender puentes hacia el mundo musulmán y planea pronunciar un discurso desde una capital islámica, según declaró en una entrevista que publica Los Angeles Times. En la entrevista, elaborada por reporteros de las cabeceras hermanas Chicago Tribuney el Los Angeles Times, Obama, que de niño pasó varios años en Indonesia, el país de mayor población musulmana, aseguró que "tenemos una oportunidad única para restablecer la imagen de EEUU en el mundo y en el mundo islámico en particular".

El que será el primer presidente negro de EEUU también expresa su deseo de "crear una relación de respeto mutuo y de alianza con países y pueblos de buena voluntad que quieran que sus ciudadanos y los nuestros prosperen juntos". Según el futuro mandatario estadounidense, el mundo "está listo para ese mensaje". Uno de los planes de Obama para acometer esta estrategia, incluye ofrecer un discurso en una capital musulmana, según dijo en la entrevista, en la que puntualizó que su gobierno adoptará una actitud muy seria contra el terrorismo. "El mensaje que quiero enviar es que seremos implacables en la lucha contra el terrorismo del tipo que vimos en Bombay" hace dos semanas, afirma Obama.

Pese a que su llegada al poder, el próximo 20 de enero, estará marcada por la crisis económica que vive el país, el presidente electo no quiso revelar qué medidas está dispuesto a tomar en temas como el libre comercio o la inmigración ilegal, y se refirió al trabajo de sus asesores para presentarle propuestas. "Mi equipo económico va a diseñar un conjunto de medidas sobre comercio y asuntos laborales, que me van a presentar" declaró. El futuro mandatario se refirió también a la preocupación de los sectores demócratas más liberales ante los nombramientos que ya ha anunciado, todos ellos de carácter moderado.

El ala más izquierdista de sus partidarios teme que las promesas de cambio que presentó durante la campaña se vayan a quedar cortas. Obama aseguró que sus simpatizantes no deben preocuparse, pues "no ha habido ninguna indicación de que me estoy echando atrás". "Lo que estoy haciendo es establecer un Gobierno de gente competente, con cualificaciones extraordinarias, que no habrían aceptado mi oferta de unirse a mi Administración a menos que creyeran en mis ideas".

La entrevista, en Chicago, donde el ex senador por Illinois prepara su llegada a la Casa Blanca, se produjo el mismo día que resultaba detenido el gobernador del estado, el demócrata Rod Blagojevich, por corrupción. Blagojevic, según la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), quería aprovechar que la ley le otorga la responsabilidad de nombrar al sustituto de Obama en el Senado para ofrecer el cargo al mejor postor y lucrarse así personalmente. El presidente electo negó que hubiera tratado con el gobernador o con ninguno de sus funcionarios sobre el escaño vacante pero rechazó hacer más declaraciones al recordar que el caso se encuentra bajo investigación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios