Obama nombra a Hillary Clinton como secretaria de Estado

  • El presidente electo de EEUU mantiene a Robert Gates en el Pentágono, del que destaca su papel para acallar la violencia en Iraq previa a la guerra

Comentarios 1

El presidente electo de EEUU, Barack Obama, presentó hoy el que será su equipo de seguridad nacional, en el que Hillary Clinton, como secretaria de Estado, y Robert Gates, que continuará al frente de Defensa, serán las grandes estrellas.

El abogado Eric Holder, que ya ocupó durante el mandato de Bill Clinton el puesto de número dos de Justicia, se hará cargo de la Secretaría de este departamento, mientras que la gobernadora de Arizona, Janet Napolitano, será la responsable de Seguridad Nacional, anunció Obama en una rueda de prensa en Chicago, su quinta desde su triunfo en las elecciones presidenciales. El ex comandante de las fuerzas de la OTAN y general retirado James Jones quedará al frente del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, y una de las principales asesoras de Política Exterior de la campaña de Obama, Susan Rice, será la propuesta del presidente electo para la Embajada de EEUU ante la ONU.

La mayoría de ellos ya han colaborado con la Administración en diversas circunstancias, principalmente durante el mandato de Bill Clinton, aunque no siempre han estado de acuerdo entre ellos o -como es el caso de Hillary Clinton, dura rival durante las primarias- con el propio Obama. Ante la posibilidad de que este "equipo de rivales", como se ha dado en llamarlo en EEUU, se convierta más en una lucha de titanes, Obama afirmó que es "un creyente a pies juntillas en personalidades fuertes y opiniones firmes, que es como se generan las mejores decisiones" y como presidente fomentará un "debate enérgico" entre sus asesores. Sin embargo, afirmó, "el responsable de la visión general" y de fijar los objetivos del Gobierno "seré yo", y sus secretarios y asesores serán responsables de hacer cumplir esos objetivos.

En concreto, el presidente electo defendió su decisión de nombrar a su gran rival en las primarias, Hillary Clinton, como secretaria de Estado. Aseguró que su antigua adversaria es ahora una "gran amiga" con la que comparte la opinión de mantener la seguridad de EEUU mediante una combinación del poderío militar y la capacidad diplomática. "Será una secretaria de Estado sobresaliente. Si yo no lo creyera, no le habría ofrecido el puesto, y si ella no creyera que tengo las cualidades necesarias para ser presidente no lo habría aceptado", sostuvo. La senadora, que deberá renunciar a su escaño por Nueva York para ocupar el nuevo puesto, se declaró "orgullosa de unirme a usted en esta aventura difícil y excitante".

Clinton tendrá que colaborar estrechamente con Robert Gates, el actual secretario de Defensa y que ha aceptado continuar en el cargo al menos un año con la nueva Administración. Gates se declaró "consciente de que estamos implicados en dos guerras y encaramos otros desafíos serios en casa y en todo el mundo". El seleccionado para Justicia, Eric Holder, "protegerá a la gente, mantendrá la confianza del público y respetará la Constitución" al frente de su Departamento, sostuvo Obama. Napolitano prometió una respuesta a las amenazas "rápida, sensata, meditada y efectiva".

La mayoría de los cargos anunciados hoy, con la excepción de Jones como alto cargo de la Casa Blanca y Gates, que ya ocupa el cargo, deben ser confirmados en audiencias en el Senado. En su rueda de prensa, Obama afirmó que "ha llegado el momento de un nuevo comienzo, de un nuevo amanecer de liderazgo estadounidense para superar los desafíos del siglo XXI" "Fortaleceremos nuestra capacidad de derrotar a nuestros enemigos y de apoyar a nuestros amigos. Renovaremos antiguas alianzas y forjaremos otras nuevas y duraderas", insistió.

El equipo anunciado hoy tiene trabajo desde el primer momento. Su primera tarea, ponerse de inmediato en contacto con sus pares en la Administración actual, se ha hecho aún más necesaria tras los atentados en Bombay de la semana pasada, en los que murieron casi 200 personas, seis de ellas estadounidenses A este respecto, el presidente electo, que expresó sus condolencias por los atentados, afirmó que "tanto mi equipo como yo mismo estamos completamente comprometidos a eliminar la amenaza del terrorismo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios