Obama dice que en su equipo no hay implicados en el escándalo del gobernador de Illinois

  • El gobernador de Illinois fue detenido el martes y quedó en libertad bajo fianza, tras ser acusado de intentar "vender" el escaño como senador por Illinois que ha dejado libre Obama.

Comentarios 1

El presidente electo de EEUU, Barack Obama, aseguró hoy que ni él ni nadie en su equipo están implicados en el escándalo de corrupción en torno al gobernador de Illinois Rod Blagojevic, en una rueda de prensa para nombrar a su secretario de Salud, Tom Daschle.

La rueda de prensa en un hotel de Chicago, la octava del futuro mandatario en un mes y medio, tenía como objeto presentar el equipo de Salud Pública del nuevo gobierno, pero desde el primer momento se vio protagonizada por el escándalo del gobernador.

Blagojevich fue detenido el martes y quedó en libertad bajo fianza, tras ser acusado de intentar "vender" al mejor postor el escaño como senador por Illinois que ha dejado libre Obama. La ley del estado indica que compete al gobernador nombrar un sustituto si un senador abandona su cargo antes de agotar su mandato.

Ante las insistentes preguntas de los periodistas, Obama aseguró que no ha tenido contacto alguno con Blagojevich acerca del escaño y tiene "toda la confianza del mundo" en que nadie entre su personal ha mantenido tampoco contactos con la oficina del gobernador sobre el asunto.

Obama prometió que en los próximos días se reunirán todos los datos sobre posibles contactos de su personal y la oficina del gobernador y se harán públicos para demostrar que no se ha hablado en absoluto sobre el escaño.

El gobernador fue detenido después de que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) interviniera sus conversaciones y se le grabara afirmando que no decidiría sobre el escaño "a cambio de una puta nada".

Según el futuro mandatario, la transcripción de las conversaciones pone de manifiesto que Blagojevich "no nos consideraba susceptibles de llegar a un acuerdo".

En la transcripción, el gobernador se refiere al presidente electo con una serie de insultos y términos denigrantes.

Según apuntó Obama, si su equipo se hubiera rebajado a tratar con el gobernador sobre la adjudicación del escaño "hubiera representado una violación de todo aquello por lo que hemos luchado en esta campaña electoral, y no es así como nos comportamos".

El presidente electo reiteró su llamamiento de los últimos días para que Blagojevich, que el miércoles se reincorporó a su oficina, presente su dimisión.

"Bajo estas circunstancias, el gobernador no puede seguir sirviendo como debe a la gente de Illinois", sostuvo Obama, quien aseguró que se siente "tan decepcionado y asqueado como el que más" con este caso.

Según recordó, "los escaños del Senado no le pertenecen a nadie para hacer negocio con ellos", sino que deben recaer en la persona más cualificada para servir a la gente que representan.

El fiscal que investiga el caso de corrupción, Patrick Fitzgerald, ha insistido en que el presidente electo no está relacionado ni tenía conocimiento de las maniobras de Blagojevich.

Además de Blagojevich también ha quedado detenido su jefe de Gabinete, John Harris, acusado asimismo de corrupción.

Según la acusación, el gobernador conspiró para "vender o canjear" el escaño del Senado, por "beneficios financieros o de otro tipo", para provecho propio o de su esposa, Patty.

La rueda de prensa de hoy tenía como objetivo presentar el equipo de Salud de la próxima Casa Blanca, que según anunció Obama estará encabezado por el ex líder demócrata en el Senado Tom Daschle.

Daschle, que ya encabeza el grupo de trabajo sobre la reforma de la Salud Pública en el equipo de transición del presidente electo, también ocupará el puesto de director de Reforma Sanitaria en la Casa Blanca.

En ese cargo estará secundado por la doctora Jean Lambrew, indicó el presidente electo.

Obama aseguró que hará de la reforma del sistema sanitario una de las prioridades de su gobierno pese a la crisis económica, al afirmar que "los costes disparados de la sanidad están castigando a las familias y las empresas de todo el país. Nos encontramos en un camino insostenible, y eso tiene que cambiar".

"Debemos cambiar, este año, con el nuevo Gobierno, y modernizar nuestro sistema de salud", sostuvo el presidente electo, que agregó que "si queremos superar nuestros desafíos económicos, también debemos atajar de una vez por todas nuestros desafíos en el sistema de sanidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios