Obama aspira a la Casa Blanca 45 años después del 'sueño' de Luther King

  • El candidato negro asume su designación aclamado por 75.000 personas en el estadio de fútbol de los Denver Broncos · Bill Clinton asegura que el senador por Illinois "está preparado para gobernar EEUU y restaurar su liderazgo en el mundo"

El candidato presidencial demócrata, Barack Obama, pronunció en la madrugada de hoy su discurso de aceptación con una intervención en la que insistió en su eslogan de cambio, se autorretrato como un "tipo común" y despellejó "con elegancia" a su rival John McCain.

El colofón a la Convención Demócrata en Denver que, entre otras cosas, pasará a la historia por haber confirmado, por primera vez, la candidatura de un negro a la presidencia de EEUU, congregó a unas 75.000 personas en el estadio de fútbol americano de los Denver Broncos.

El senador por Illinois aceptó formalmente la candidatura presidencial demócrata 45 años después del mítico discurso I have a dream (Tengo un sueño) del reverendo negro y líder de los derechos civiles Martin Luther King.

Barack Obama fue coronado candidato demócrata a la presidencia con la bendición de los Clinton, tanto de Hillary, que rompió el protocolo de la Convención para pedir su aclamación, como de Bill, que le dio su firme apoyo.

La comparecencia de Bill Clinton fue una de las más esperadas tras las tensiones durante las primarias entre él y el equipo de campaña de Obama.

Pero Clinton, al igual que lo había hecho Hillary, enterró el hacha de guerra y se comprometió a hacer todo lo posible para ayudar a Obama a llegar a la Casa Blanca, en un gesto que hizo bramar a la Convención.

Ese momento hubiera sido el más intenso de la noche del miércoles de no haber aparecido por sorpresa el flamante candidato demócrata a la presidencia, que hizo temblar a un auditorio repleto y totalmente entregado.

Obama salió cuando su compañero de candidatura, Joseph Biden, acababa de pronunciar el discurso de aceptación de la candidatura a la vicepresidencia.

En una improvisada intervención, el senador por Illinois prometió a los demócratas que "recuperará" el país. Tuvo palabras de reconocimiento, además, hacia Bill Clinton, a quien definió como un líder ejemplar "que tiene a la gente como su primera prioridad".

Pero los Clinton también hicieron importantes aportaciones a la unidad del partido. El equipo de campaña del senador había aceptado que, como reconocimiento a los 18 millones de votos que obtuvo Hillary, y para contentar a sus fieles seguidores, su nombre se sometería a una votación simbólica. La votación se inició según lo previsto, y uno a uno los delegados de los distintos estados fueron depositando sus votos, hasta que llegó Nueva York. Fue entonces cuando Hillary, que es senadora por este estado, tomó el micrófono, suspendió la votación y pidió a todo el auditorio que aprobase por aclamación a Obama.

La presidenta de la Convención, Nancy Pelosi, aceptó la propuesta y preguntó a los asistentes en el auditorio, que clamaron el nombre del senador. Con un golpe en el atril se oficializó la candidatura de Obama.

Poco después, la atención giró hacia Bill Clinton, a quien no se reservó un espacio central, ni un horario de máxima audiencia, pero que aun así tuvo una intervención estelar ante un Pepsi Center entregado.

"Barack Obama está preparado para liderar Estados Unidos y restaurar su liderazgo en el mundo. Barack Obama está listo para ser presidente de Estados Unidos", afirmó Clinton, entre los aplausos de los delegados.

"Obama nos conducirá lejos de la división y el miedo de los últimos ocho años, y nos devolverá la unidad y la esperanza", indicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios