La OTAN ve a Al Asad a punto de claudicar

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, consideró ayer que el régimen sirio de Bachar al Asad está cerca del colapso y tiene los días contados.

"Creo que el régimen en Damasco está acercándose al colapso y que ahora sólo es cuestión de tiempo", dijo Rasmussen en una rueda de prensa en Bruselas junto al primer ministro holandés, Mark Rutte. El dirigente de la Alianza Atlántica urgió por ello a Al Asad a "detener la violencia, a darse cuenta de cuál es la situación real y a iniciar un proceso que permita acomodar las legítimas aspiraciones del pueblo sirio".

Rasmussen hizo estas declaraciones en el día en que, por primera vez, Rusia admitió que los rebeldes pueden vencer la guerra en Siria y tras ser preguntado por el presunto uso por parte del régimen de misiles tipo Scud durante los últimos días.

Según el político danés, la OTAN detectó esta semana "el lanzamiento de un número de misiles sin guía y de corto alcance" dentro de Siria. "No podemos confirmar los detalles de los misiles, pero algunas informaciones indican que eran tipo Scud", explicó. Rasmussen condenó el uso de ese tipo de armas "indiscriminadas" y aseguró que muestra una "total falta de respeto por la vida de la gente de Siria" por parte del Gobierno.

El Ministerio sirio de Asuntos Exteriores negó ayer que utilice misiles Scud en su lucha contra los rebeldes. Según la agencia oficial de noticias siria, Sana, el Ministerio de Exteriores calificó esas informaciones de "rumores que han aumentado últimamente para dañar la imagen de Siria y su prestigio en la comunidad internacional". "Los misiles Scud son un tipo de arma estratégica de largo alcance que no se emplea en la lucha contra bandas terroristas armadas", subrayó una fuente del ministerio citada por la agencia.

Al menos ocho personas, entre ellas tres mujeres y dos niñas, murieron y 33 resultaron heridas ayer en un nuevo atentado con coche-bomba en las afueras de Damasco, según Sana.

En los últimos meses se han sucedido las explosiones de artefactos o coches-bomba en Siria, sobre todo en Damasco y sus alrededores, de los que el régimen de Al Asad siempre ha acusado a "grupos terroristas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios