Morales propone que América Latina expulse a los embajadores de EEUU

  • El presidente boliviano insiste en que Washington levante el embargo sobre Cuba

El presidente de Bolivia, Evo Morales, propuso ayer que los países de América Latina y el Caribe expulsen a los embajadores de EEUU si "después de un plazo" Barack Obama no levanta el embargo económico a Cuba. "Sería importante, sé que a muchos no les va gustar, darle un término al nuevo Gobierno de Estados Unidos para que levante el bloqueo económico [a Cuba]. Si el nuevo Gobierno no lo hace, [propongo que] nosotros levantemos a los embajadores", anunció Morales en la segunda sesión de la Cumbre de América Latina y el Caribe que se celebra en Brasil.

El mandatario boliviano, que hizo una firme defensa de la solidaridad con Cuba, recordó que la isla ha ingresado formalmente en el Grupo de Río, pero subrayó que hay que pasar de las palabras a los hechos. "Que todos los países de América, o por lo menos el Grupo de Río, solidarios con Cuba, retiremos los embajadores hasta que el Gobierno de EEUU retire ese bloqueo económico", insistió.

También criticó a la Organización de Estados Americanos (OEA) por la expulsión de Cuba en 1962 y se preguntó cómo es posible que "el país más solidario" sea relegado de un organismo internacional. El presidente boliviano leyó parte de la resolución que expulsó a Cuba de esa organización, en la que se hace referencia al Gobierno marxista-leninista de La Habana, y resaltó que de haber seguido ese criterio, "seguramente Venezuela y Bolivia estarían también expulsados" por el corte ideológico de sus gobiernos.

"Esta clase de resoluciones deben llevarse al basurero, al baño, porque ofenden a un país", agregó Morales, quien sin embargo dijo tener "mucho respeto" por el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, a quien definió como "compañero y hermano".

Morales también enfiló sus baterías contra los organismos multilaterales de crédito, a los que culpó de parte de los problemas de su país. Según destacó, "las recetas" de esos organismos "no han sido ninguna solución" para Bolivia y, por el contrario, señaló que el país, que desde 1940 registraba déficit fiscal en sus cuentas, tiene un superávit desde 2006, año en que él llegó al poder, y agregó que para conceder un préstamo al Gobierno el Banco Mundial condicionó el crédito a la "privatización" de las refinerías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios