Merkel obtiene un claro respaldo de la CDU para afrontar la crisis

  • La canciller alemana logra el espaldarazo necesario para poder hacer frente a un difícil año electoral tras salir reelegida como presidenta de su partido

La canciller alemana Angela Merkel logró ayer el espaldarazo que necesitaba para afrontar un difícil año electoral y la aún más complicada crisis económica, y en el congreso de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Stuttgart salió reelegida como presidenta del partido con un 94,8%.

Entre los observadores políticos nadie dudaba de que acabaría obteniendo el apoyo pese a las críticas internas a lo que muchos consideran un plan de reactivación económica muy tímido.

Sin embargo, lo que acabaron siendo tímidas fueron las críticas a Merkel, ni siquiera de quien en los últimos días se ha perfilado como el principal rival de su plan económico, el ex jefe del grupo parlamentario Friedrich Merz.

Durante su intervención en el congreso, Merz rebajó visiblemente el tono combativo de los últimos días y, si bien pidió que se anticipen algunas de las rebajas fiscales previstas, sostuvo que no es el momento para grandes reformas, habida cuenta de la precaria situación presupuestaria.

El millar de delegados que acudió al congreso celebró esta tímida crítica con aplausos, a modo de válvula de escape para un guión que no podían abandonar, pues si hay algo que estaba claro de antemano es que de Stuttgart debía salir una señal de armonía, por los tiempos que corren y porque no hay alternativa real a Merkel.

La canciller, por su parte, hizo lo que suele hacer en todos sus discursos, evitar la polémica y mantener abiertas todas las puertas para el caso de que haya que cambiar de opinión.

Así, el mensaje a todos los que han reclamado estos días un esfuerzo mayor por parte de Alemania para luchar contra la crisis mundial, fue que "todas las opciones están abiertas" aunque por ahora lo que vale es el programa nacional de 32.000 millones de euros aprobado en noviembre.

Al mismo tiempo y para el que quisiera haber visto en ello un guiño de que está preparando un nuevo plan, añadió que en ningún caso está dispuesta a dilapidar miles de millones de euros sólo porque cada día salen propuestas nuevas para salir de la crisis. Lo que se necesita en estos momentos, dijo, es una respuesta "común" a la vez que "específica" con "medidas ajustadas a nuestro país".

Merkel insistió en que la crisis global sólo se puede solucionar a escala global y por ello reclamó una acción coordinada para llegar a un nuevo orden económico mundial, que se guíe por los principios de la economía social.

El mejor instrumento para crear un nuevo orden económico es "una especie de ONU económica", dijo, para añadir que para crearla ni siquiera hace falta recurrir a nuevos instrumentos pues ya existe un "consejo económico" dentro de Naciones Unidas, "aunque su configuración actual sea raquítica".

El socio de Gobierno socialdemócrata calificó la intervención de Merkel de "insustancial" y de discurso más propio de una "presidenta de partido que actúa guiada por la táctica" que de una canciller.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios