Israel abre los pasos con Gaza pese al ultimátum a los islamistas

  • Los milicianos deben detener los ataques antes de mañana para evitar la operación militar

Israel abrió ayer los pasos con Gaza para permitir la entrada de un convoy de ayuda humanitaria en un último intento de fortalecer la mediación de Egipto para renovar su tregua con el movimiento islamista Hamas, que concluyó hace una semana.

Noventa camiones abastecieron ayer a ese territorio palestino con combustible, medicinas y productos básicos suministrados por El Cairo, que prosigue con sus esfuerzos por frenar una nueva escalada.

La apertura de los puestos fronterizos se produjo 24 horas después de que la titular israelí de Exteriores, Tzipi Livni, visitara el jueves la capital egipcia, donde llevó mensajes ambivalentes. Livni redobló su petición al presidente egipcio, Hosni Mubarak, de que emplee sus buenos oficios para arrancar de Hamas un alto el fuego, pero no tuvo inconveniente en precisar ante la prensa que su país hará "todo lo necesario" para detener los ataques desde Gaza.

La advertencia coincidió con la divulgación por el Gobierno israelí de un plan para llevar a cabo en la Franja una intervención militar aérea y terrestre en Gaza. La operación no se pondría en marcha hasta que el Ejecutivo israelí se reúna mañana, y ése es el margen fijado para comprobar si prosperan las tentativas de apaciguamiento.

Por otro lado, dos niñas palestinas murieron ayer cuando un obús de mortero, lanzado aparentemente por un grupo armado palestino, cayó accidentalmente en su casa en el norte de Gaza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios