Irán ignora las críticas y prueba de nuevo misiles de largo alcance

  • EEUU cree que los ensayos denotan que Teherán es una amenaza · El ministro de Defensa iraní asegura que "sólo serán utilizados para repeler a los atacantes"

Los Guardianes de la Revolución iraní hicieron caso omiso a las críticas de Occidente a la prueba de misiles que realizaron el miércoles en el Golfo Pérsico, con un nuevo ensayo de cohetes de medio y largo alcance que disponen de "tecnología avanzada".

La nueva prueba se produjo durante la noche del miércoles al jueves, e incluyó los cohetes Fateh (Conquistador) y Zilzal (Terremoto), de medio alcance, así como Shihab-3 (Rayo), de 2.000 kilómetros de alcance y capaz de llegar a numerosos objetivos en Oriente Próximo, incluido Israel.

Sin embargo, un alto funcionario del departamento de Defensa de EEUU aseguró anoche que Irán habría lanzado un único misil, y no una segunda serie de misiles de ensayo como señalan los medios iraníes.

"Parece haber tenido lugar el lanzamiento de un misil hoy (jueves), pero éste bien podría ser uno cuyo lanzamiento falló la víspera y que los iraníes finalmente hicieron operativo y lanzaron" ayer, declaró el funcionario que pidió quedar en el anonimato.

La televisión iraní Al Alam aseguró que fue la primera prueba de esos cohetes durante la noche, y que se experimentó "con total éxito", tras el primer ensayo de los mismos modelos de cohetes, llevado a cabo satisfactoriamente el miércoles.

Los misiles fueron probados durante las maniobras que los Guardianes (Pasdarán) realizan desde el lunes en el Golfo Pérsico y el estrecho de Ormuz, ubicado entre Irán y Omán, y de gran importancia estratégica para la navegación en esa vía marítima.

En los ejercicios bautizados El profeta más grande, los Guardianes hicieron también pruebas de cohetes mar-tierra, mar-aire y mar-mar, dijo la televisión local.

Los militares iraníes afirman que las maniobras y la prueba de misiles y aviones de reconocimiento "tienen como objetivo demostrar la capacidad y la preparación de las fuerzas iraníes".

El ministro de Defensa, Mostafa Nayar, subrayó ayer que "nuestros misiles son para objetivos puramente defensivos", y que "sólo serán utilizados para repeler a los que intenten atacar Irán".

Sin embargo, el jefe de la fuerza aérea de los Guardianes, Hosein Salami, citado por Al Alam, advirtió una vez más a EEUU e Israel, aunque sin mencionar nombres, al reiterar que Teherán es "capaz de dirigir una lluvia de centenares de misiles contra los enemigos, si Irán es atacado".

Aunque no facilitó detalles sobre las capacidades de los cohetes, Salami afirmó que "pueden ser utilizados durante el día y por la noche, en diferentes circunstancias meteorológicas".

Por su parte, el secretario de Defensa de EEUU, Robert Gates, consideró que los ensayos refuerzan la teoría de que Irán es un peligro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios