553 Indocumentados llegan a Italia en el cuarto día de desembarcos masivos

  • Desde el pasado día de Navidad han llegado más de 1.700 inmigrantes ilegales en Lampedusa, la isla italiana más próxima a África.

Más de 550 indocumentados llegaron este domingo a las costas de Italia en la cuarta jornada de desembarcos masivos que desde el pasado día de Navidad han dejado más de 1.700 inmigrantes ilegales en Lampedusa, la isla italiana más próxima a África.

A primeras horas de la mañana una barcaza con 253 indocumentados en muy mal estado de salud, entre los que había cuarenta y cuatro mujeres -una de ellas embarazada-, fue avistada a 56 millas al sur de Lampedusa, informaron hoy a Efe fuentes de la Policía italiana.

Durante la tarde, una barcaza con trescientos indocumentados alcanzaba las costas de Linosa, la isla más pequeña del archipiélago de las Pelagias, mientras los servicios de vigilancia costera de la vecina Lampedusa recibían el aviso de un supuesto inmigrante indocumentado a bordo de otra embarcación en el mar Mediterráneo.

"Nos ha llamado y nos ha dicho que se encontraba en un barco a gran distancia al sur de Lampedusa junto a otros 150 inmigrantes. No hemos aún podido localizar la posición exacta, pero por las indicaciones que nos ha dado parece que están en aguas territoriales libias", indicaron a Efe fuentes de la vigilancia costera de Lampedusa.

Las autoridades de la isla mediterránea, una de las tres integrantes del archipiélago de las Pelagias, se afanan ahora en trasladar desde Linosa hasta Lampedusa a esos trescientos indocumentados para llevarlos al centro de primera acogida, desbordado estos días por el alto número de inmigrantes.

Los 253 que llegaron por la mañana viajaban hacia Lampedusa en una barcaza de dieciocho metros de eslora, precisaron a Efe fuentes de la Policía italiana, quienes relataron que los indocumentados "han sufrido frío, tienen sed, hambre y están en muy mal estado de salud".

Después de advertir su presencia, dos lanchas de la Policía italiana salieron al encuentro de los 253 inmigrantes y en ellas se repartieron los indocumentados: 196 viajaron en una y 57, aquellos que presentaban signos de un peor estado de salud, en otra.

Lampedusa vive desde las primeras horas del pasado 25 de diciembre un auténtico asedio de inmigrantes indocumentados que pretendían llegar a sus costas en cerca de una decena de precarias embarcaciones aprovechando las fiestas navideñas.

Este sábado sendas barcazas con 247 y 65 indocumentados respectivamente llegaron a las costas de la pequeña isla mediterránea, mientras que otra embarcación con una decena de personas fue interceptada a pocas millas de la localidad de Trapani, en el occidente de Sicilia.

El centro de primera acogida de Lampedusa se encontraba ayer desbordado por el elevado número de personas a las que tiene que dar cobijo -frente a las 800 de su capacidad-, por lo que las autoridades dispusieron dos aviones para llevar a parte de ellos a Sicilia y al sur de la península itálica.

El Gobierno italiano cree que este enorme flujo de indocumentados procede de Libia, por lo que este sábado pidió a las autoridades del país norteafricano que intensifiquen el control de los inmigrantes que parten de sus costas.

En base al acuerdo bilateral firmado hace unos meses, las autoridades italianas aseguran que a partir de enero comenzarán a patrullar las costas de Libia junto a las fuerzas de seguridad del país norteafricano para controlar el flujo de inmigrantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios