India advierte a Pakistán de que la opción militar está "abierta"

  • El ministro indio de Exteriores, Pranab Mukherjee, acusó al Ejecutivo paquistaní de recurrir a "la política de la negación" y "desviar la culpa y la responsabilidad" por el atentado de Bombay.

El Gobierno de la India elevó hoy el tono amenazante hacia Pakistán, al advertirle de que mantiene "todas las opciones abiertas", incluida la militar, si el Gobierno paquistaní sigue esquivando su "responsabilidad" en el atentado de Bombay.

El ministro indio de Exteriores, Pranab Mukherjee, acusó al Ejecutivo paquistaní de recurrir a "la política de la negación" y "desviar la culpa y la responsabilidad" por el atentado y le volvió a exigir "pasos eficaces" contra los "elementos dentro de Pakistán que siguen usando el terrorismo como un instrumento de política estatal".

La India acusó al grupo Lashkar-e-Toiba (LeT), que lucha por la anexión de Cachemira a Pakistán, del ataque de un comando terrorista a finales de noviembre en Bombay, en el que murieron 179 personas.

En la inauguración hoy en Nueva Delhi de una conferencia de todos los embajadores indios, Mukherjee reiteró que el Gobierno de Islamabad debe desmantelar "de forma permanente" la infraestructura de los terroristas que actúan contra la India desde Pakistán.

"La infraestructura del terrorismo en Pakistán es el mayor peligro terrorista para la paz y la seguridad de todo el mundo civilizado", dijo el ministro, según el discurso recogido en un comunicado oficial.

Mukherjee fue también crítico con la comunidad internacional, al constatar que los "esfuerzos" que ha hecho para presionar a Pakistán "no son suficientes" y exigirle que haga "mucho más".

La India, recordó, ha actuado hasta ahora con "la máxima moderación" y espera que "la comunidad internacional utilizará su influencia para conminar al Gobierno de Pakistán a actuar de forma eficaz".

"Al tiempo que seguimos persuadiendo a la comunidad internacional y a Pakistán, tenemos claro que al final somos nosotros los que tenemos que lidiar con este problema", añadió el jefe de la diplomacia, quien aseguró que su Gobierno adoptará "todas las medidas necesarias" para ello.

A la salida de la conferencia, Mukherjee dijo a los periodistas que el Gobierno ha "mantenido todas las opciones abiertas", sin descartar la militar, en su actual crisis con Pakistán, según las agencias indias PTI e IANS.

Diversas fuentes diplomáticas consultadas por Efe convinieron en que el Gobierno indio ha elevado de forma inquietante el tono de su discurso hacia Pakistán, aunque consideraron improbable una opción bélica que tendría fatales consecuencias para las inversiones en la India en momentos de recesión económica.

Los dos Estados rivales han librado tres guerras desde su independencia en 1947, dos de ellas por el control de la región de Cachemira, de mayoría musulmana.

El Ejecutivo de Delhi ha exigido al de Pakistán no sólo que desmantele las bases del LeT y su "tapadera" de Jamaat-ud-Dawa (JuD), sino también la entrega de decenas de presuntos responsables de grandes atentados en suelo indio.

Pakistán ha detenido a decenas de miembros del LeT y del JuD pero pide a la India pruebas para poder juzgarlos en tribunales paquistaníes.

En Islamabad, el portavoz del Ministerio de Exteriores, Mohammad Sadiq, reiteró hoy a Efe que "Pakistán aún no ha recibido ninguna prueba" contra los sospechosos.

Sadiq subrayó que "la vía diplomática es la mejor solución para resolver la situación actual" y dijo que habría que preguntarle a la India si esta "está fallando", para añadir que "las Fuerzas Armadas (paquistaníes) están preparadas para defender el país en caso de que la guerra sea impuesta".

Una fuente oficial citada hoy por PTI e IANS explicó que el Gobierno indio quiere una muestra de la "sinceridad" de Pakistán como la entrega de sospechosos de atentados anteriores de los que sí ofreció pruebas, y no considera que la inexistencia de un tratado de extradición sea un obstáculo para ello.

Según la fuente, la India cree que el Gobierno de Pakistán no controla la situación, sino que hay "múltiples centros de poder" en el país, por lo que la entrega de pruebas sobre Bombay podría ir en detrimento de sus intereses.

No obstante, el Gobierno indio aún cree que hay margen de presión económica por parte de EEUU sobre Pakistán, dijo.

Pakistán ha advertido a EEUU de que, caso de amenaza bélica de la India, tendría que trasladar al frente oriental todas las tropas que hoy tiene destinadas a luchar contra la insurgencia talibán en la frontera afgana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios