Gorbachov defiende el proyecto de crear un museo de víctimas de Stalin y enterrar a Lenin

  • Desde que la momia del fundador de la URRS fue instalada en plaza Roja de Moscú sólo ha abandonado su emplazamiento durante 1.360 días durante la Segunda Guerra Mundial.

 El ex presidente soviético Mijaíl Gorbachov ha dicho hoy que apoya que la momia del fundador de la URSS, Vladímir Lenin, sea retirada de la Plaza Roja de Moscú, donde yace en un mausoleo, y ser enterrada.

"Llegará el día en que ya no habrá ni un cementerio ni la momia de Lenin junto a los muros del Kremlin. Debería ser sepultado", declaró en rueda de prensa Gorbachov, citado por la agencia Interfax.

A la pregunta de cuándo debería ocurrir eso, el ex presidente respondió: "Creo que ocurrirá. La vida lo dirá".

"¿Para qué hacerlo? ¿Por qué sacarle (del mausoleo)? Se trata de nuestra historia. Ahí hay personas enterradas que encabezaron la dirección de nuestro país en diferentes épocas", le contradijo por su parte el ex ministro de Sanidad y académico Andréi Vorobiov.

Las demandas de sacar la momia de Lenin del mausoleo y enterrarlo junto a su madre en San Petersburgo, como era su voluntad, fueron lanzadas por primera vez en tiempos de la "perestroika" (reestructuración) de Gorbachov por la incipiente oposición democrática.

La momia de Lenin ha permanecido desde el 1 de agosto de 1924 en el mausoleo (primero uno provisional de madera y luego el actual de granito, obra del arquitecto Alexéi Schúsev) a excepción de 1.360 días durante la Segunda Guerra Mundial, cuando fue evacuada a Tiumén, en Siberia.

Por otra parte, Gorbachov propuso reconvertir la histórica prisión de Butyrka de Moscú en un museo en memoria de las víctimas de la represión estalinista.

"Como cárcel ya no sirve, pero como museo, sería el lugar más idóneo", subrayó el ex presidente, y llamó a "superar el olvido y fortalecer la libertad y la democracia".

En alusión a la venta comercial del histórico edificio que alberga la prisión Kresty de San Petersburgo, Gorbachov afirmó: "En nuestro país todos comercian, también con tumbas, y sus corazones no se estremecen".

Asimismo, abogó por llevar hasta el final la rehabilitación de las víctimas de la represión política en tiempos de la URSS.

"La rehabilitación todavía no ha concluido. Incluso ha sido interrumpida en varias ocasiones. Eso indica que en nuestro país aún hay algo que no va bien", señaló.

Subrayó que "se trata de una cuestión de democracia" y afirmó que "hay quien no desea la rehabilitación definitiva de las víctimas de la represión".

Por su parte, el empresario Alexandr Lébedev apoyó la idea de reconvertir la prisión de Butyrka y recordó que la fortaleza, obra del arquitecto Matvéi Kazakov, podría ser uno de los elementos principales del conjunto conmemorativo del Gulag, los campos estalinistas de trabajos forzados.

Subrayó que en todo el mundo existen grandes monumentos dedicados a las víctimas de diversas tragedias, y puso como ejemplo el museo del Holocausto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios