El Gobierno belga presenta su dimisión en pleno por el escándalo de la venta de Fortis

  • El Rey Alberto II decidirá ahora si acepta o no la renuncia del primer ministro y su equipo

El Gobierno belga aceptó ayer la propuesta del primer ministro, Yves Leterme, de presentar al Rey Alberto II su dimisión en pleno.

El Ejecutivo belga tomó esta decisión tras la publicación de un informe del Tribunal de Casación (la más alta instancia judicial del país) que ve "serios indicios" de presiones desde el Gobierno al poder judicial en torno al caso de la banca Fortis.

El titular de Justicia, Jo Vandeurzen, fue el primero en anunciar su renuncia ante la gravedad de las acusaciones del Tribunal de Casación.

Según el alto tribunal, el Gobierno y, en concreto, el gabinete del primer ministro, hizo "todo lo posible" para evitar un fallo desfavorable del Tribunal de Apelación de Bruselas.

Esta corte bruselense ordenó la semana pasada suspender todas las decisiones que, en el pasado mes de octubre, acabaron con la división y venta de Fortis, el primer grupo bancario y asegurador de Bélgica.

Según el Tribunal de Apelación, los accionistas debían haber sido consultados sobre esas medidas -división del grupo y venta de la parte holandesa al Estado holandés y a BNP Paribas de casi todo el negocio bancario en Bélgica y Holanda y de los seguros en Bélgica.

Alberto II tendrá ahora que decidir si acepta o no la renuncia del Gobierno.

El monarca ya rechazó en julio la dimisión del primer ministro -provocada por los problemas para sacar adelante la reforma institucional promovidas en el país- y previamente le convenció en dos ocasiones para que no renunciara a su tarea de formar Gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios