El nuevo Gobierno en el Líbano tratará de sacar al país de la crisis

  • El Ejecutivo pretende recuperar el crédito de las instituciones y reformar la ley electoral

Un nuevo Gobierno de unidad nacional fue formado ayer en el Líbano conforme al acuerdo alcanzado el pasado mayo en Doha por los principales partidos del país en Qatar para salir de la crisis política.

El secretario general del Consejo de Ministros del Líbano, Suheil Buyi, anunció la composición del Ejecutivo, que estará integrado por 16 miembros de la mayoría, 11 de la oposición y tres elegidos por el presidente libanés, Michel Sleiman.

Desde el nombramiento de Fuad Siniora como primer ministro, han hecho falta 44 días para formar el nuevo Ejecutivo por las diferencias entre los miembros de la mayoría y de la oposición.

Sin embargo, el Gabinete será de corta duración, ya que tendrá que dimitir después de las elecciones legislativas, previstas para el año que viene.

Tras el anuncio de la formación del nuevo Gobierno, Siniora afirmó en una rueda de prensa que el nuevo Ejecutivo se enfrenta a dos retos principales: recuperar el crédito de las instituciones y reformar la ley electoral.

En primer lugar, señaló, el Gobierno deberá "recuperar la confianza (de los libaneses) en el sistema político y en las instituciones que se basan en el equilibrio y la libertad".

"La segunda responsabilidad del Gobierno actual es garantizar la celebración de las próximas elecciones legislativas con transparencia a través de una ley que asegure la justicia y la competencia pacífica", agregó Siniora.

El primer ministro libanés insistió además en que es importante que se mantenga cualquier diálogo en el seno del nuevo Gobierno y lejos de la calle para evitar incidentes violentos, como los que se produjeron antes del acuerdo de Doha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios