El Gobernador de Illinois, en libertad bajo fianza de 4.500 dólares

  • La fiscalía de Illinois acusa a Rod Blagojevich y a su jefe de Gabinete de conspirar para obtener beneficios a cambio del nombramiento del sustituto de Barack Obama en el Senado de EEUU

Comentarios 1

El gobernador de Illinois, Rod Blagojevich, y su jefe de gabinete, John Harris, quedaron hoy en libertad bajo palabra, con el compromiso de abonar una fianza de 4.500 dólares, tras comparecer ante un juez federal en Chicago. Blagojevich, que fue escoltado por agentes federales, llegó vestido con un equipo deportivo oscuro y calzando zapatillas deportivas.

El ingreso al edificio del tribunal, en el centro de Chicago, se hizo por el estacionamiento subterráneo, lejos de los fotógrafos, periodistas y curiosos. Tras la audiencia, que duró 15 minutos, el gobernador y su colaborador firmaron cada uno un bono de fianza de 4.500 dólares, que les compromete a abonar esta cantidad, y quedaron en libertad.

Hasta el momento Blagojevich no ha hablado con periodistas, mientras que su oficina emitió un comunicado de prensa donde señala que la gobernación sigue funcionando normalmente. El gobernador y su jefe de gabinete fueron acusados hoy de corrupción, por supuestamente haber intentado vender el escaño vacante en el Senado por renuncia del presidente electo Barack Obama.

Se les acusa igualmente de haber intentado extorsionar a la empresa periodística Tribune, propietaria del Chicago Tribune, a cambio de la autorización para vender el estadio deportivo Wrigley Field, sede de los Chicago Cubs.

La detención se produjo a las 6 de la mañana, cuando Blagojevich recibió una llamada telefónica en su casa, donde el agente especial Robert Grant, a cargo de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) en Chicago, le informó que tenía orden de detenerlo. "Su primera pregunta fue si se trataba de una broma, le aseguré que no, que afuera le aguardaban dos agentes y era mejor actuar con discreción", informó Grant en conferencia de prensa.

El gobernador no opuso resistencia, fue esposado y retirado de su casa por agentes federales a un lugar donde permaneció hasta la audiencia con el juez actuante, Nan Nolan. Su detención provocó un escándalo político de proporciones en Illinois, en momentos en que el gobernador anterior -el republicano George Ryan- cumple una condena de 6 años y medio por corrupción en una prisión de Indiana. Blagojevich sucedió a Ryan en el 2003, como el primer gobernador demócrata de Illinois después de más de 30 años de dominio republicano en la política del estado.

El vicegobernador Pat Quinn dijo hoy que Blagojevich debería dar un paso atrás, por lo menos temporalmente, ya que "no está en condiciones de cumplir con su juramento". "Pienso que eso es lo que hará el gobernador. El sabe lo que es mejor para la gente", dijo Quinn en conferencia de prensa. En caso de renuncia, o de una retirada temporal de Blagojevich, el cargo sería ocupado por Quinn, quien fue su compañero de fórmula en la elección de 2006 donde el gobernador obtuvo su segundo mandato.

Mientras tanto, políticos demócratas y republicanos han exigido la renuncia del gobernador, con la amenaza de iniciarle juicio político en la Cámara de Representantes estatal. Según la Constitución de Illinois, el juicio puede ser votado por mayoría simple de los 118 miembros de la cámara.

Posteriormente, en el Senado, el juicio sería presidido por el Presidente de la Suprema Corte del estado, y la destitución del gobernador podría ser aprobada con el voto de dos tercios de los 59 senadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios