Ghana vota en unas elecciones generales decisivas para la recuperación del país

  • Los analistas indican que el electorado goza más que nunca de la posibilidad de efectuar decisiones reales sobre el destino de Ghana

Los ghaneses ya han empezado a votar y hacen cola en los centros electorales para participar en las elecciones generales a las que comparecen ocho candidatos para reemplazar al presidente saliente, John Kufuor, así como cerca de 1.000 nominados al Parlamento ghanés (230 escaños).  

Cerca de 12,4 millones de ghaneses se han registrado para votar y los primeros en hacerlo acudieron a las urnas a primera hora de la mañana. En la capital, Accra, desde muy temprano se formaron colas de cientos de personas.  

"Yo estaba aquí a las 3.15 (4.15 hora española). Estoy deseando que gane mi partido", dijo a Reuters un agente de seguridad privada retirado, de 62 años, Gregoire Adukpo, en uno de los centros electorales ubicado en una iglesia católica en Accra.  

Sea quien sea el nuevo presidente, ante él se encuentra el desafío de salvar una de las economías más empobrecidas de África, sacudida por los exagerados niveles de corrupción burocrática, dentro de un país que sobresale por las graves violaciones de los Derechos Humanos en el sector minero --según las instituciones internacionales-- y el pobrísimo nivel de desarrollo social.  

Preocupan también los posibles incidentes violentos que puedan tener lugar el día de los comicios. A tal efecto, las autoridades han desplegado cerca de 29.000 efectivos de seguridad, en su mayoría agentes de Policía, quienes se encargarán de mantener la calma durante las quintas elecciones generales desde que el país culminara su transición a la Democracia, en 1992.  

No obstante, la mayoría de los observadores esperan que la jornada electoral transcurra de forma pacífica, en contraste con la reciente violencia electoral registrada en Kenia, Zimbabue y Nigeria. 

De todas formas, los analistas esperan un resultado ajustado entre los dos principales contendientes a la Presidencia: el miembro cofundador del Nuevo Partido Patriótico (NPP) y elegido de Kufuor, Nana Addo-Dankwa Akufo-Addo; y el líder del Congreso Nacional Democrático (CND), John Evans Atta Mills. Ninguno de los dos obtendrá, según los sondeos, el 50 por ciento más un voto que concede la victoria directa, por lo que una segunda vuelta deberá ser imprescindible.  

Pero a pesar de estas tribulaciones, el país asiste a una época de cambio político que se podría traducir de forma positiva en los comicios, y los observadores indican que el país parece haber registrado una interesante evolución política que podría facilitar a los ghaneses la oportunidad de centrar su atención en los problemas que más les inquietan.

Oportunidades

"La campaña electoral de este año, básicamente limpia, ha dado al electorado la oportunidad que se les negó en el pasado de considerar verdaderas opciones para el cambio", explicó el experto en ciencias políticas de la Universidad de Nkrumah, Kwesi Amakye, a la agencia de información de Naciones Unidas (IRIN). 

"Se han mantenido discusiones sobre el buen gobierno, medidas para atajar la corrupción, promesas para un mejor sistema educativo, viviendas baratas para los pobres, y sistemas sanitarios más desarrollados... y todos estos temas son críticos para los ghaneses", añadió. Para Amakye, Akufo-Addo y Atta Mills son los principales responsables de este desarrollo.  

Akufo-Addo, de 64 años, abogado, sirvió a las órdenes de Kufuor en calidad de Fiscal General y, posteriormente, como ministro de Asuntos Exteriores. Atta Mills, por su parte, trabajó durante muchos años como ponente en la Universidad de Ghana y defiende la práctica totalidad de los principios socialdemócratas sobre los que descansa el CND.

Desafíos

Un reciente estudio llevado a cabo por el Ministerio de Infraestructuras, Vivienda y Recursos Acuíferos estima que en Ghana existe una escasez de más de 400.000 viviendas en todo el país. Además, más de cuatro de los 22 millones de ghaneses se encuentran en un estado de pobreza extrema, carentes de acceso a servicios sociales básicos, según Naciones Unidas.  

Además, y a pesar del significativo desarrollo de los Derechos Humanos en el país, un informe sobre el Estado de los DDHH en las Comunidades Mineras critica especialmente a Ghana por sus "extendidas violaciones" en este ámbito. En términos de desempleo, la tasa de paro asciende ya al 20 por ciento, particularmente entre los jóvenes residentes de zonas urbanas.  

Entre las medidas a desarrollar, el director de comunicaciones de la campaña de Akufo-Addo, doctor Arthur Kennedy, indicó que de conservar el poder el NPP se prepara para "crear un fondo hipotecario al que podrán acceder las constructoras, con objeto de desarrollar viviendas baratas para la población". Kennedy también hace especial hincapié en "la estrategia de vivienda" que concederá a los constructores ventajas fiscales si se deciden a abordar estos proyectos. 

Con todo, el asesor indicó a IRIN que la propuesta más importante del candidato consiste en ampliar la educación gratuita hasta la enseñanza secundaria o a nivel preuniversitario. No obstante, no precisó detalles sobre esta cuestión.  

La lucha contra la corrupción también supondrá una cuestión prioritaria. El líder del NPP ha prometido la instauración de una Ley para la Libertad de Información que facilitará el escrutinio público del Gobierno y de sus instituciones. "Desarrollaremos el crecimiento económico, desde el 6 al 10 por ciento sobre la primera legislatura, lo que se traducirá en un menor número de desempleados", indicó Kennedy.  

La oposición, por su parte, ha descartado la mayoría de promesas realizadas por el NPP, por considerarlas irreales. Por su parte, el CDN "sólo promete lo que puede cumplir", declaró el director de campaña de Atta Mills, Alex Segbefia. 

"Nuestro deseo consiste en reducir la distancia escolar, estableciendo servicios básicos en todas las comunidades, y centrándonos en la mejora de las condiciones de trabajo de los profesores", indicó. 

El partido también está informando a los votantes sobre sus planes para conseguir la reducción de la pobreza, en particular en el norte del país, donde viven la mitad de los desfavorecidos. El Congreso Nacional ha prometido un fondo de desarrollo que comenzará con una contribución inicial de 200 millones de dólares. 

Segbefia informó de que el Congreso ha prometido a las mujeres desempeñar un papel más importante en los asuntos del país, incluyendo un nuevo Gobierno en el que se reservará el 40 por ciento de sus cargos a las funcionarias.  

Ambos partidos coinciden, no obstante, en el fortalecimiento de las instituciones para enfrentarse a la corrupción y al déficit humanitario en el país. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios