El Ejército de Guinea Conakry disuelve el Gobierno tras fallecer su presidente

  • El primer ministro asegura que mantiene el poder pese a la intentona golpista, que no registró incidentes violentos

El Ejército de Guinea Conakry anunció ayer la disolución del Gobierno, las Cortes y el Parlamento, así como la suspensión de la Constitución, pocas horas después de la muerte del presidente, Lansana Conté. Mientras, el primer ministro Ahmed Tidiane Souaré contradecía esa información y aseguraba que sigue en su puesto y que el Ejecutivo preparaba los funerales de Conté.

Según informaron varias radios regionales, los jóvenes militares que protagonizan la intentona golpista parecían "controlar la situación". De hecho, al cierre de esta edición la asonada no había registrado ningún incidente violento en el país. Moussa Dadis Camara, el capitán del Ejército que leyó el comunicado, anunció la creación de una Junta Militar denominada Comité Nacional para la Democracia y del Desarrollo (CNDD), un consejo interino integrado por civiles y militares.

Camara también reveló que en breve se nombrará a un nuevo primer ministro, con competencias ampliadas, que formará un Gobierno de transición.

Los protagonistas del golpe, que han decretado la prohibición de cualquier actividad política y sindical, han anunciado un periodo de cambios como "paso previo a la devolución del poder a los civiles tras la convocatoria de elecciones", sin facilitar más detalles sobre la duración del proceso.

Los miembros de Ejército dijeron actuar por "la situación económica catastrófica sin precedentes que vive el país y la profunda desesperanza de la población, consecuencia de la anarquía en el seno del aparato estatal". Denunciaron también "la corrupción generalizada y la impunidad con la que dirigen el país los miembros del Gobierno".

Por su parte, el primer ministro afirmó que "el Gobierno no está disuelto". En una entrevista concedida a Radio France Internacional, atribuyó la intentona golpista a un grupo minoritario de jóvenes oficiales y soldados.

Conté murió el lunes como consecuencia de una grave enfermedad que redujo su control del poder, que ejerció de forma autoritaria durante 24 años a pesar de su aparente cambio de rumbo hacia la democracia durante los años 90 y el liberalismo económico de la última década.

La historia se repite en Guinea Conakry con el nuevo golpe de Estado, ya que el fallecido Conté llegó al poder de la misma forma el 3 de abril de 1984 tras la muerte de Ahmed Sekou Touré, el primer presidente que tuvo Guinea desde su independencia en 1958.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios