Disturbios en Grecia la tras muerte de un joven por disparos de la policía

  • Un agente disparó contra el joven, de 16 años, cuando arremetía contra un coche patrulla · Centenas de manifestantes prendieron fuego a vehículos, tiendas, sucursales de bancos y otros recintos como protesta

Las versiones de la policía griega y de varios testigos discrepaba sobre los hechos en torno a la muerte de un joven por un disparo policial, que desató violentos disturbios en la capital y otras ciudades de Grecia en la noche del sábado. 

Según las primeras informaciones de la policía, la tragedia ocurrió cuando un vehículo que patrullaba en el céntrico barrio ateniense de Exarhia fue objeto de un ataque con piedras y bombas incendiarias por parte de un grupo de 30 encapuchados. 

La versión policial afirma que uno de los dos policías que iban en el automóvil disparó con su revolver "tres tiros" al aire para dispersar a los manifestantes. 

Pero varios testigos entrevistados por los medios locales han desmentido que los policías fueran atacados por el grupo e incluso hay testimonios de que el agente habría disparado adrede hacia los jóvenes. 

En un comunicado difundido hoy, la policía se refiere a "la agresión con objetos que fueron víctimas los dos policías ocupantes de un vehículo de la policía por parte de un grupo de unas 30 personas". 

Añade que "los policías se bajaron del vehículo y se dirigieron hacia los manifestantes para arrestarlos y fueron nuevamente objeto de agresión, por lo cual uno de los policías hizo un disparo con un cartucho de fogueo y el otro disparó tres veces con el revolver de servicio, lo que resulto en la herida fatal del menor, que fue trasladado al hospital". 

Una joven que se encontraba en el lugar de los hechos declaró al canal de televisión privada Apha que "los manifestantes no atacaron a los policías con objetos ni con bombas incendiarias". 

Por otro lado, un taxista que pasaba por el lugar de los hechos afirmó: "yo vi que el policía disparó contra el muchacho a sangre fría". 

Otros canales y emisoras atenienses recogen testimonios de testigos que afirman que la provocación contra los policías fue "sólo de insultos". 

El estudiante de 16 años Alexandros Grigoropulos fue alcanzado en el tórax por una bala y murió por su grave herida poco mas tarde en un hospital. 

El presidente de la Asociación de Policías, Yanis Makris, declaró que la reacción del agente que disparó "fue exagerada". 

La muerte del estudiante desató una cadena de manifestaciones de centenares de personas en diversas ciudades del país, que durante toda la noche se enfrentaron con las fuerzas del orden y ocasionaron daños materiales a tiendas, bancos y vehículos. 

La cúpula del ministerio del Interior presentó esta madrugada su dimisión, pero el jefe de Gobierno, el conservador Costas Caramanlis, la rechazó. 

Los dos policías y el jefe de la comisaria del barrio de Exarhia fueron suspendidos a la espera del informe sobre el incidente, que incluye una investigación balística.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios