La Corte Suprema argentina ordena acelerar los juicios contra los represores

  • El Alto Tribunal urge a todos los órganos inferiores para que nadie quede sin ser juzgado

La Corte Suprema de Justicia argentina resolvió ayer crear una unidad especial para el seguimiento de los procesos contra las violaciones a los Derechos Humanos durante la dictadura militar (1976-1983), y ordenó a los jueces tomar medidas urgentes para acelerar las causas en trámite.

En una resolución, el máximo tribunal también pidió que se creen más juzgados para llevar adelante las causas y reclamó que se realicen cambios en los procesos, según informó el Centro de Información Judicial, que depende de la Corte.

La Corte decidió que comenzará a revisar las causas que involucran delitos de lesa humanidad. Sostuvo además que la decisión se enmarca en una política de Estado compartida desde el regreso de la democracia por los otros dos poderes, el Ejecutivo y el Legislativo, enfocada en la persecución de los responsables de esos delitos. El máximo tribunal "pondrá en marcha un sistema de seguimiento de las causas de lesa humanidad a través de la Unidad de Superintendencia para Delitos de Lesa Humanidad, un organismo especial que tendrá la facultad de requerir informes a los magistrados sobre la evolución de esos procesos".

Según se informó también se "exhortará a los jueces a acelerar los procesos que tengan en trámite, recordándoles que deben cumplir con el mandato constitucional de garantizar el debido proceso".

También exhortará al Consejo de la Magistratura, el organismo que supervisa la actuación de los jueces, a tomar medidas para dotar de recursos humanos y materiales a los tribunales que intervienen en estas causas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios