Chávez alista sus tanques en Guárico, donde un ministro fue amenazado

  • El presidente venezolano acusa de la amenaza policial al gobernador regional, Eduardo Manuitt, a quien expulsó del Partido Socialista Unido de Venezuela por ser un "falso revolucionario"

Comentarios 1

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha denunciado que su ministro de Agricultura, Elías Jaua, ha sido amenazado por la policía del estado de Guárico, por lo que ordenó al Ejército alistar sus tanques en caso de que les ordene intervenir.

"Tengan el plan listo para tomar la policía del Guárico cuando sea necesario. Dígale al comandante de la policía que se atenga a las consecuencias, pero no voy a permitir que esa policía ataque al pueblo de Guárico, ni al Gobierno Nacional", manifestó en una alocución televisada desde ese céntrico estado venezolano.

"Si ustedes tuvieran que tomar con los gloriosos tanques del Ejército la policía del Guárico lo harán, en cualquier momento; esperen la orden. No vamos a permitir que atenten contra el pueblo, contra mis ministros", añadió dirigiéndose a mandos militares de ese Estado.

Chávez reveló que Jaua debe contar con una "seguridad especial para visitar" Guárico y acusó al jefe del Ejecutivo regional, el gobernador Eduardo Manuitt, de estar tras ello, y sugirió que lo hacía a petición de latifundistas.

Recordó que hace cuatro años ordenó la misma medida contra la Policía Metropolitana, entonces bajo el mando "del alcalde golpista" Alfredo Peña que, al igual que Manuitt, saltó a la palestra política como aliado de Chávez.

Además, recordó, "basta que yo le corte el dinero y se para la gobernación (porque) ese dinero se lo mando yo. No se desarrollará el Guárico completo hasta que no se acabe con el latifundio", remarcó el presidente.

Chávez anunció, el pasado 12 de junio, que su Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) había expulsado de sus filas a Manuitt por ser un "falso revolucionario".

"¡No perdemos nada con que se vaya Manuitt, no queremos falsos revolucionarios!", expresó Chávez en esa ocasión, durante un acto con militantes del PSUV en el estado de Sucre, gobernado por Ramón Martínez, asimismo un ex oficialista de quien el mandatario dijo que se trataba de un supuesto "aliado del narcotráfico".

En una inmediata reacción, Manuitt dijo que denunció una persecución en su contra, y aseguró que toda la arremetida de Chávez contra él obedece a que una hija suya es candidata a ocupar su cargo en las elecciones regionales y municipales del 23 de noviembre próximo, en las que el ex ministro de Comunicaciones William Lara figura como la opción chavista.

"Lamento que el señor presidente (haya hecho) esas amenazas, y toda la persecución que se tiene contra mi persona y contra todo en lo que aparezca (el apellido) Manuitt", declaró a la emisora caraqueña Globovisión, sin aludir a las amenazas contra el ministro.

Manuitt denunció que "por orden directa del presidente" funcionarios de la oficina gubernamental de telecomunicaciones, "con más de 200 efectivos militares, con armas largas", ocuparon una emisora de su propiedad.

En una acción "de baja calaña", remarcó, "le han dado una patada a la ley interviniendo una emisora de corte popular y folclórico, como todos saben opuesta a la candidatura de William Lara, quien en todas las encuestas aparece como perdedor, derrotado, y han incautado todos los equipos, sin ningún tipo de base jurídica, atropellando a los empleados, a la gente".

Manuitt hizo un llamamiento a la fuerza pública a ser consciente de que el motivo electoral figura tras la persecución que denuncia y a no prestarse a ello

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios