Chávez y Uribe se reconcilian en Venezuela

  • La cumbre entre ambos jefes de Estado coincide con las horas bajas de Hugo Chávez y con el mejor momento de Álvaro Uribe

Comentarios 4

La reconciliación de los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y Colombia, Álvaro Uribe, es el objetivo de la reunión de ambos hoy en territorio venezolano, cuando el primero pasa por dificultades y el segundo está en su mejor momento.

Ésa es la tesis defendida por expertos y medios de comunicación colombianos que confían en que la reunión de Punto Fijo, en el estado de Falcón (Venezuela), normalice las relaciones bilaterales después de un período de tempestad política que las redujo posiblemente a su punto más bajo.

El embajador colombiano en Caracas, Fernando Marín, calificó la cita como el inicio de "una nueva era en las relaciones comerciales y diplomáticas" entre ambos países.

Desde que en noviembre pasado, cuando Uribe retiró la mediación de Chávez y la senadora de oposición colombiana Piedad Córdoba para lograr una aproximación a las FARC por los secuestrados, hasta después de la operación militar colombiana del 1 de marzo en territorio ecuatoriano, en la que murió "Raúl Reyes", el segundo de esa guerrilla, la situación se deterioró notablemente.

Esa crisis en las relaciones, en particular entre los dos mandatarios, ya que Chávez, entre otras descalificaciones, tildó a Uribe de "mafioso" o "mentiroso", aminoró tras la cumbre del Grupo de Río en Santo Domingo, en marzo pasado, cuando el venezolano se abrazó con Uribe y "medió" entre éste y los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y Nicaragua, Daniel Ortega, aunque sin mucho éxito.

Chávez también felicitó a su homólogo colombiano por el rescate de Ingrid Betancourt, tres estadounidenses y once policías y soldados que estaban secuestrados por las FARC, en una operación militar el pasado 2 de julio.

Pero antes, el presidente venezolano, en un vuelco a sus manifestaciones previas, había pedido a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que liberasen a los secuestrados sin condiciones y dejasen las armas por considerar que el tiempo de ese tipo de revoluciones ya ha pasado en América Latina.

Así pues, la reunión de hoy se produce en un momento político completamente diferente para ambos presidentes, con un "fuerte reconocimiento internacional", según el diario colombiano "El Tiempo", y un apoyo interno que supera el 80 por ciento para Uribe, mientras se destacan las dificultades externas e internas de Chávez.

El mismo diario de Bogotá señala las dificultades de Chávez para exportar su proyecto bolivariano a los considerados sus aliados, en particular los presidentes de Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Argentina, mientras que en el plano interno destaca la caída de su apoyo un 20 por ciento y la amenaza que supone la posible pérdida de varias gobernaciones en las elecciones de noviembre.

Chávez incluso se ha enfrentado esta semana a sus aliados comunistas en Venezuela a propósito de la visita de Uribe, a los que recordó que como Jefe de Estado invitó a su homólogo porque quiere "darle la mano" y "buscar la integración" entre los dos países.

La visita de Uribe a Chávez tiene un fuerte contenido comercial, algo que desató serios temores durante los meses pasados teniendo en cuenta que Venezuela es el segundo socio comercial de Colombia, tras Estados Unidos, y de cooperación en infraestructuras como la energética y la ferroviaria.

Pero, sin duda, las relaciones diplomáticas y políticas entre ambos ocupará también una parte de la agenda.

No está previsto que hablen, al menos de manera pública, de las FARC, pese a los famosos ordenadores que Colombia intervino a "Reyes" en los que podría haber constancia de ciertas relaciones venezolanas con la guerrilla, según las autoridades de Bogotá.

Sin embargo, no se descarta que lo hagan, aunque de una manera discreta, escribe "El Tiempo", para que las relaciones se normalicen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios