Chávez inicia en Rusia gira europea con la cartera llena de pedidos de armas

  • El presidente de Venezuela ha expresado su intención de "fortalecer la alianza estratégica en las esferas política, económica, tecnológica y militar" con Rusia

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, llega el próximo lunes, a Rusia con la cartera llena de pedidos de armas, visita que se enmarca dentro de una gira europea que le llevará también a España, Portugal y Bielorrusia.

Antes de viajar con destino a Europa, Chávez expresó su intención de "fortalecer la alianza estratégica en las esferas política, económica, tecnológica y militar" con Rusia.

En Moscú Chávez se entrevistará por vez primera con el nuevo líder ruso, Dmitri Medvédev, con el que desea forjar una "relación de amistad y de confianza política".

Como en anteriores visitas, ésta también estará centrada en la compra de armamentoy la cooperación técnico militar, aunque ambas partes están interesadas en diversificar los intercambios comerciales.

El propio líder bolivariano adelantó en Caracas que durante su visita supervisará un "sistema de tanques de guerra que Venezuela podría adquirir".

Según fuentes del complejo industrial militar ruso, ambos países podrían suscribir durante la estancia de Chávez varios contratos de armamento pesado por valor de mil millones de dólares, informó la agencia rusa Interfax.

Caracas está interesado en la compra de entre diez y veinte sistemas antiaéreos Tor-M1, los mismos que Irán adquirió a finales de 2005.

También podría cerrarse la compra de tres submarinos diesel-eléctricos de la clase "Varshavianka", proyecto 636 (Kilo, según la clasificación de la OTAN).

Los submarinos rusos de tercera generación dotados de cuatro lanzatorpedos permitirán retirar los dos submarinos alemanes de la clase 209, que la Armada venezolana tiene en servicio desde hace más de tres décadas.

"En el futuro Venezuela planea comprar seis submarinos no nucleares y varias docenas de buques", añadió la fuente.

Muy avanzadas están las negociaciones para la venta de una veintena de aviones de vigilancia costera, a lo que se podría sumar varios helicópteros de combate Mi-28N.

Rusia ha defendido siempre la venta de armamento, tanto a Venezuela como a Irán o Siria, cuyos regímenes son denostados por Estados Unidos, aduciendo que no alteran el equilibrio estratégico en las respectivas regiones.

"Como regla general, en el comercio de armas con otros países hacemos hincapié en el armamento defensivo, más que ofensivo", señaló Víctor Ozerov, jefe del comité de defensa y seguridad de la Duma o cámara de diputados.

Según la prensa rusa, Moscú se ha mostrado dispuesto a conceder al país sudamericano un crédito de hasta 800 millones de dólares para la compra de armas.

En los últimos años Venezuela se ha convertido en el principal cliente de la industria militar rusa en Latinoamérica, ya que ha adquirido 24 cazabombarderos Sukhoi-30MK2, medio centenar de helicópteros de distintos tipos y cien mil fusiles Kaláshnikov AK-103.

En otro orden de cosas, ambos países también podrían firmar un acuerdo para la creación de un banco estatal ruso-venezolano, que se encargaría de financiar proyectos bilaterales.

El vicepresidente de la Duma o cámara de diputados, Alexandr Torshin, apuntó que Rusia está "abierta la cooperación con todos los países y no los divide en democráticos y parias".

Además, indicó que la agricultura y el turismo -"el potencial turístico de Venezuela es enorme"- son otras esferas en las que ambos países podrían cooperar.

El presidente venezolano también podría reunirse en Moscú con el líder comunista ruso, Guennadi Ziugánov, que comparte amistad y afinidad ideológica con Fidel Castro.

"Chávez es un político brillante, que cuenta con una gran autoridad, no sólo en Venezuela, sino en toda América Latina, como un coherente luchador contra la globalización estadounidense y defensor de los derechos de su pueblo", señaló este domingo.

Tras abandonar Rusia, el líder venezolano se desplazará el miércoles a Minsk, donde se entrevistará con su colega, AlexandrLukashenko, considerado por Washington el "último dictador de Europa".

Los dos países han estrechado en los últimos años la cooperación militar -Bielorrusia asistirá a Venezuela en la creación de un sistema antiaéreo-, energética y diplomática. No en vano, Chávez y Lukashenko se han intercambiado sendas visitas durante los últimos dos años.

En diciembre pasado, ambos mandatarios suscribieron varios acuerdos durante la visita de Lukashenko a Caracas, entre los que destaca el de la exploración y extracción de crudos pesados en la Faja del Orinoco, la mayor reserva petrolera del mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios