Brown critica a los talibanes por utilizar a un niño de 13 años como terrorista suicida

  • El 'premier' británico visita Afganistán un día después de la muerte de cuatro soldados

El primer ministro británico, Gordon Brown, condenó ayer a los talibanes por utilizar a un niño de 13 años para perpetrar un atentado suicida contra las fuerzas del Reino Unido en el sur de Afganistán. Durante una visita sorpresa a los soldados británicos en Camp Bastion, principal base militar del Reino Unido, Brown rindió tributo a los cuatro soldados de su país que murieron el viernes, a causa de la explosión de dos artefactos en el sur de Afganistán.

"Es terrible que los talibanes utilizaran a un niño de 13 años como terrorista suicida para matar a algunas de nuestras tropas británicas. Estoy con las familias y con los amigos de los fallecidos", afirmó el jefe del Gobierno británico. Dijo que la opinión pública se sentirá ofendida por este ataque, "en todo el mundo".

Brown reclamó mayor "reparto de la carga" militar entre los diferentes países con tropas en Afganistán. "En el futuro, la carga debe ser compartida equitativamente, es algo sobre lo que vamos a insistir", dijo Brown en una rueda de prensa celebrada en Kabul, refiriéndose a que gran parte del esfuerzo militar en Afganistán recae en Estados Unidos y Gran Bretaña, los dos países con mayor número de soldados desplegados. Gran Bretaña tiene 8.700 militares en Afganistán, principalmente en Helmand, bastión talibán y uno de los centros de producción de opio del país.

Aunque Brown tenía previsto en un primer momento visitar hoy Nueva Delhi, los canales informativos paquistaníes aseguraron que el primer ministro hará antes una parada en Islamabad, un extremo que la embajada del Reino Unido en Pakistán rehusó confirmar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios