Brown asegura que las tropas británicas comenzarán a retirarse de Iraq en mayo

  • El primer ministro británico, Gordon Brown, de visita en Bagdad, dice que la retirada se completará dos meses después.

Comentarios 2

El primer ministro británico, Gordon Brown, señaló hoy en Bagdad que la misión de los soldados del Reino Unido en Iraq no se extenderá más allá del próximo 31 de mayo, y que su retirada se completará dos meses después.

"Las tropas británicas, presentes actualmente en el país, finalizarán su misión el 31 de mayo, y completarán su retirada dos meses después de la finalización de la misión", dijo Brown en una rueda de prensa Bagdad con su homólogo iraquí, Nuri al Maliki, tras llegar en una visita sorpresa al país árabe.

Por su parte, Maliki puntualizó que, de acuerdo con el pacto alcanzado con el Reino Unido, "hay un artículo en el acuerdo que permite al Gobierno iraquí extender la presencia militar británica en el país, si se necesita".

Poco antes, ambos mandatarios confirmaron en un comunicado conjunto la retirada de las fuerzas británicas de Irak en el primer semestre del 2009.

En la actualidad, el Reino Unido mantiene a unos 4.100 militares confinados en una base militar a 20 kilómetros al oeste de la ciudad de Basora, en el sur de Iraq, tras ceder el control de la seguridad de la provincia del mismo nombre a las fuerzas iraquíes el año pasado.

"Daré más detalles sobre la retirada (de las tropas de Irak) en la Cámara de los Comunes mañana", agregó el responsable británico.

Brown explicó que antes de abandonar Irak los soldados de su país tendrán que cumplir cuatro objetivos: entrenar las fuerzas iraquíes, transformar el aeropuerto militar de Basora en civil, contribuir al desarrollo de la economía de esa provincia y ofrecer apoyo para las próximas elecciones provinciales iraquíes del próximo 31 de enero.

Asimismo, el primer ministro británico alabó la tarea desarrollada por las tropas del Reino Unido "por convertir Irak en un lugar mejor".

Por otro lado, Brown pidió la liberación de cinco rehenes británicos, secuestrados desde mayo de 2007 en este país.

Se trata de la cuarta visita del primer ministro británico desde que accediera al cargo en junio de 2007.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios